La primera carretera solar del mundo

2819
Inauguration 1er tronçon Wattway @Vendéespace @ Mouilleron-Le-Captif - © Joachim Bertrand / COLAS

En Francia acaban de estrenar la primera vía del mundo que integra tecnología solar en el asfalto. La iniciativa, impulsada por el Instituto Nacional de Energía Solar de Francia y desarrollada por la empresa de infraestructuras de transporte Colas, se enmarca en una experiencia piloto con solo un tramo de un kilómetro. Longitud suficiente para comprobar si merece la pena o no la inversión de unos 5 millones de euros. Esta noticia puedes leerla completa en El blog de MAPFRE.

Conocida como Wattway, la primera carretera solar está cubierta por 2.880 metros cuadrados de paneles solares que transformarán la energía proporcionada por el sol en electricidad para el alumbrado público de la localidad de Tourouvre-au-Perche (en Normandía), de 3.400 habitantes. Estas células fotovoltaicas están preparadas para resistir incluso el peso de camiones, a la vez que permiten la adherencia de los neumáticos con total seguridad, dicen sus creadores después de experimentar con ellas en aparcamientos y superficies mucho más pequeñas. Ahora, lo comprobarán durante dos años con los dos mil vehículos que circulan al día por esta vía.

Aparte de no ocupar tierras y tejados con placas solares, Colas apunta otra ventaja de esta tecnología: aprovechar mejor las carreteras, ya que los vehículos sólo circulan por ellas un 10% del tiempo.

Desarrollar esta tecnología requiere de una gran cantidad de dinero. ¿Compensará tanta inversión? Para sus detractores no, al menos por ahora, ya que el coste es de unos 17 euros por vatio cuando en las centrales eléctricas solares se sitúa en 1 dólar por vatio, según publica Le Monde DE L’Energie. La empresa Colas, sin embargo, dice que hay margen para reducir costes y espera abaratar la tecnología hasta alcanzar los 1,3 euros en 2020.

Compartir