Ancove prevé que las ventas de VN en el canal de particulares no crezcan más del 3,5% en 2016

4319

cabe_logo_ancove

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos, Ancove, prevé que las matriculaciones de turismos y 4×4 aumentarán el próximo año un 6,5%, hasta cerca de 1.095.000 unidades, muy lejos del 21% con que cerró 2015. Sin embargo, Ancove muestra su preocupación por el débil crecimiento en el canal de particulares, un 3,5%, fundamental para el mantenimiento de la red de concesionarios, pues el canal RAC y buena parte del canal de empresas, queda fuera de este circuito comercial. Ancove reitera que el PIVE, en su concepción actual, está agotado y es preciso un plan integral más allá de las subvenciones a la compra de vehículos nuevos.

Desde la asociación de comerciantes se insiste en la necesidad de que el Gobierno entrante, sea del color que sea, mantenga un plan de ayudas de achatarramiento durante el ejercicio completo de 2016, pues de no ser así es probable que incluso se puedan producir caídas en el canal de particulares. El actual PIVE 8 estará vigente hasta verano.

11-01-2016 9-02-02

Igualmente preocupada se muestra Ancove por la evolución este año del mercado de segunda mano, ya que, según las previsiones que maneja, más del 53% de las ventas de VO serán vehículos de más de 10 años. Este nicho queda generalmente fuera de los circuitos comerciales, tanto de los concesionarios oficiales, como de los compraventas. Hay que tener en cuenta que estos coches tan viejos suelen dar muchas averías, por lo que son un coto abonado para los falsos particulares.

No obstante, Ancove ha puesto a disposición de sus asociados un seguro que cubre la responsabilidad de los comerciantes ante cualquier avería que tenga una de estas unidades siempre que su reparación venga obligada legalmente.

11-01-2016 8-59-19

Todo ello hace indispensable, en opinión de Ancove, un sistema de ayudas a la compra, aunque reitera que el actual PIVE, tal y como está diseñado, es incapaz de revertir el envejecimiento del parque que este año ha vuelto a aumentar y según los datos que maneja Ancove y otras consultoras, seguirá creciendo en los próximos años.

El verdadero fin de los planes de ayudas debería ser la retirada de las carreteras de los vehículos más antiguos, al menos los que superan los 15 años, con tecnologías hoy obsoletas y un desgaste que les convierte en peligrosos y contaminantes. Por este motivo, la asociación nacional de comerciantes reitera la necesidad de ayudar a los propietarios de estos vehículos tan antiguos –generalmente con mayores dificultades económicas- a que puedan sustituirlos por otros de segunda mano más modernos.

Recientemente, Ancove hizo pública su propuesta para un plan integral que no se limite a las ayudas a la compra de vehículos nuevos, actuando en varios frentes:

  • Ayudas a la compra de vehículos nuevos –incluidos turismos, comerciales, industriales y motocicletas- con el consiguiente achatarramiento de otro a cambio.
  • Apoyar a los propietarios de vehículos diésel de más de 15 años, generalmente de escasos recursos, con ayudas para la adquisición de unidades de segunda mano que no sobrepasen los cuatro/cinco años, reduciendo considerablemente así la contaminación y mejorando la seguridad vial.
  • Reforma de las ITV para que realicen controles más rigurosos con el fin de que coches poco seguros y altamente contaminantes sigan circulando. A tal fin, las autoridades responsables de la seguridad en las carreteras (DGT, Ertzaintza, Mossos d´esquadra y policías municipales) deben perseguir los vehículos que circulen sin tener en regla la ITV.
  • Ventas y talleres ilegales. Los vendedores pseudoprofesionales y los reparadores ilegales contribuyen a que los coches más antiguos sigan circulando sin garantías de seguridad para los conductores, ocupantes y resto de usuarios de las vías. Por este motivo, es preciso prohibir tales actividades, especialmente la venta callejera, que es legal en muchos municipios españoles.
  • Controlar los desguaces para que se achatarren realmente los vehículos