Calibración de radares de Hella

28919

Los sistemas avanzados de ayuda a la conducción, ADAS, son cada vez más una cotidianeidad en los vehículos modernos. Estos sistemas de confort e información ayudan al conductor, avisando o incluso corrigiendo los errores que éste pueda cometer. Después del desmontaje o manipulación de los equipos ADAS, precisan un ajuste y calibración que puede ser dinámica o estática, según los equipos que monta el fabricante del vehículo.

El CSC Tool de Hella está formado por un equipo de diagnosis Mega Macs ,dos soportes de centrado HD-10 EasyTouch, el kit de calibración de radares,  un soporte para el panel de referencia para el grupo VAG y paneles correspondientes a diversos fabricantes de vehículos: Kia/Hyundai, Honda, Mazda, Mercedes-Benz, Nissan, Renault  y Toyota/Lexus, que se colocan sobre la pantalla.

Alejandro Jiménez, técnico formador de Hella, explicó el funcionamiento de su equipo en una jornada técnica para CESVIMAP, para lo cual utilizó diversos vehículos que incorporaban cámaras y radares.

El primer paso para el calibrado estático consiste en conectar el emisor bluetooth en el conector de OBD, de forma que el equipo de diagnosis se comunica con el vehículo. Se introducen sus datos: número de bastidor, matrícula, equipamiento, etc. Posteriormente, CSC Tool realiza un test global y localiza los errores existentes. Tras comprobar los parámetros actuales de la cámara o radar, el proceso a seguir se indica en el equipo de diagnosis:

  • “Colocar el vehículo en una superficie perfectamente nivelada.
  • Vaciarlo para que su peso sea el original de fábrica.
  • Comprobar que el inflado de las ruedas es correcto.
  • Comprobar que no exista suciedad en el campo de visión de la cámara, estén todas las puertas cerradas y las luces apagadas.
  • Colocar un estabilizador de tensión y poner el contacto.
  • Cerciorarse que la geometría está correcta, comprobar la presión de las ruedas delanteras y colocarlas rectas.
  • Comprobar que la zona de visión de la cámara está limpia”. 

Seguidamente, se coloca la pantalla de calibración para su centrado delante del vehículo, a la distancia que indica el equipo para cada modelo determinado. Desde el centro de las ruedas delanteras se mide, con una tolerancia de -+ 25 mm por ambos lados del panel de la cámara.

Se colocan los soportes y los  captadores de medición en las ruedas traseras orientando el láser sobre las escalas del panel. Éste se puede desplazar hasta que coincida el mismo valor en las dos escalas; así, se consigue el centrado y el paralelismo.

Una vez alcanzada la altura teórica, se procede al calibrado siguiendo las instrucciones que aparecen en pantalla. La unidad de control de la cámara nivela automáticamente en el panel la imagen teórica con la real, apareciendo, en la pantalla, los valores de calibración. Informa también si ésta se ha realizado correctamente. 

Para calibrar el radar se procede de igual forma, siguiendo los pasos que indica el equipo.

Después de este proceso, el vehículo listo para su funcionamiento correcto. También se obtienen los datos de calibración para imprimir y queda grabada la información en el Car History. 

Compartir