Cerca de 400 vidas podrían salvarse cada año en España si los conductores no excedieran el límite de velocidad

2719
  • El exceso de velocidad es la causa del 51% de todas las colisiones entre vehículos con fallecidos.
  • En España, la proporción de conductores que sobrepasa el límite de velocidad en autopista o autovía alcanza el 50%.
  • Una reducción del 1% en la velocidad media del tráfico lleva a una reducción del 4 % de los accidentes mortales.
  • El Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) puede contribuir a reducir el número de colisiones en un 30% y el de muertes en un 20%.

Los excesos de velocidad son la causa de más de la mitad (51 por ciento) de todas las colisiones entre vehículos con fallecidos y del 44 por ciento de todas las colisiones entre vehículos como lesionados graves. También están presentes en el 36 por ciento de todos los atropellos con peatones fallecidos y en el 32 por ciento de atropellos en los que los peatones resultan lesionados graves.

Son algunas de las conclusiones del informe “La contribución de la velocidad a la prevención de accidentes en España”, que ha dado a conocer hoy Fundación MAPFRE y que pone de manifiesto que 4 de cada 10 conductores implicados en accidentes con víctimas superan los límites máximos permitidos (el 43 por cierto en caso de colisiones entre vehículos y el 34 por ciento en caso de atropellos). La mayor parte de estos accidentes se producen principalmente de día y en vías interurbanas.

Se trata de una investigación que ha analizado 500 reconstrucciones de accidentes de tráfico realizadas en los últimos años por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE (CESVIMAP) y que se ha centrado en obtener las velocidades a las que se producen los accidentes de tráfico y comprobar si se hubiesen evitado en el caso de haberse respetado la velocidad permitida de la vía.

En este sentido, el informe llega a la conclusión de que de no existir en España excesos de velocidad, se podrían salvar todos los años un total de 379 vidas (el 22 por ciento de todas las colisiones entre vehículos y el 25 por ciento de todos los atropellos), y evitarse un total de 1.852 heridos graves cada año (un 20 por ciento del total de heridos graves u hospitalizados).

El informe se ha presentado en el marco de una jornada celebrada en Madrid para analizar los beneficios del Asistente de Velocidad Inteligente (ISA), un sistema de asistencia a la conducción con el que se espera reducir el número de colisiones en un 30 por ciento y el de muertes en un 20 por ciento.

Dicha tecnología utiliza una videocámara que reconoce las señales de velocidad y los datos de límites de velocidad ligados al GPS con el fin de asesorar a los conductores sobre los límites de velocidad existentes en cada momento y en cada punto de la vía. El sistema impide inicialmente de modo automático que el conductor exceda dichos límites, aunque puede anularlo temporalmente o desconectarlo.

Los primeros vehículos con este tipo de sistema ISA comenzaron a aparecer en el mercado en 2015, en parte gracias a la decisión de EuroNCAP de adjudicar puntos extra a aquellos vehículos que lo incluyesen.

Se espera que este año, la Comisión Europea proponga el nuevo protocolo de estándares de seguridad obligatorios para vehículos en el mercado europeo y hay indicios prometedores de que el ISA, del inglés Intelligent Speed Assistance, se incluya entre dichas medidas.

Jesus Monclús, Director de Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, ha destacado durante la jornada que gracias a estos informes, que permiten cuantificar la reducción de víctimas, se contribuye a implementar mejoras en la seguridad de las vías y los vehículos. En este sentido se ha referido a que el ISA, junto con otras tecnologías inteligentes como el Recordatorio del Cinturón de Seguridad y el Frenado de Emergencia Automático, “debería instalarse como equipamiento de serie tan pronto como sea posible”.

También ha indicado que la regla de oro es que, de media, una reducción del 1 por ciento en la velocidad media del tráfico lleva a una reducción del 2 por ciento de los accidentes con lesiones, del 3 por ciento de los accidentes con lesiones graves y de un 4 por ciento de los accidentes mortales”. Entre los países que disponen de datos, actualmente la proporción de conductores que sobrepasan el límite de velocidad en autopista o autovía se sitúa entre el 15 y el 50 por ciento desde 2006.

Puedes descargarte el estudio aquí:

https://www.fundacionmapfre.org/documentacion/publico/i18n/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1087183