Ciclistas y conductores ¿pueden convivir?

5736

La bicicleta es un medio de transporte que también se utiliza para  hacer deporte. Los españoles se suben al sillín para desplazarse por las ciudades y alrededores, con lo que, lamentablemente, aumentan los accidentes.  

Ya sea por economía, por sostenibilidad o por afición, el uso de la bicicleta en España durante los últimos años es creciente, vendiéndose, aproximadamente, en nuestro país un millón de bicis al año. Este incremento ha supuesto un aumento de accidentes con ciclistas involucrados. De 2009 a 2015 se ha duplicado la cifra en las vías interurbanas (de 1.082 a 2.013) y en las ciudades ha pasado de 2.387 a 5.173 según TÜV Rheinland.

Las autoridades deben revisar las medidas institucionales, como mejorar las infraestructuras y aumentar las campañas de sensibilización y formación.

Los conductores y ciclistas deben prestar atención a las medidas de seguridad y visibilidad, señalizar sus movimientos y respetar las normas.  

Consejos

A la hora de adelantar a un ciclista, la ley exige dejar una separación lateral de al menos 1,5 metros. Además, es importante reducir la velocidad para no desestabilizar al ciclista.  Hay que respetar que los ciclistas tienen prioridad de paso con respecto a los vehículos a motor. También tienen preferencia cuando el primero de un grupo de ciclistas entra en un cruce o en una rotonda.

Los ciclistas también deben respetar las normas. Es primordial, antes de empezar, que todo esté bien sujeto y que las ruedas llevan la presión correcta. Una vez en marcha, es imprescindible señalizar correctamente y con tiempo suficiente las maniobras para informar al resto de vehículos.

Está prohibido circular en bicicleta con los auriculares puestos o usar el teléfono móvil, al igual que no se puede pedalear por autovías o autopistas. Lo que sí es legal es circular en paralelo, en grupos de dos, excepto si hay tráfico denso o poca visibilidad.

Por último, cuando caiga el sol, es obligatorio estar visible, con marcas reflectantes y luces de posición. El 31% de los ciclistas no percibe peligro al montar en bicicleta sin luces de noche y solo un 40% afirma utilizar prendas brillantes.

Ser visible, señalizar los movimientos, respetar el espacio; especialmente al circular en grupos; o usar el casco son las claves para que todo ciclista circule seguro