El negocio de tecnología para motocicletas, en auge

11919

La unidad de negocio de Bosch “Two-Wheeler and Powersports” avanza en el mercado mundial de motocicletas. Desde la creación de esta unidad en Japón, en abril de 2015, las ventas de tecnología para motos se han incrementado en más del 20 por ciento. En comparación, el volumen de producción de vehículos motorizados de dos ruedas ha crecido menos del 5 por ciento durante el mismo periodo. Este éxito se basa en una amplia cartera de productos: “Two-Wheeler and Powersports” es el proveedor líder en tecnología de seguridad para motos; su “side view assist” – asistente de ángulo muerto – es el primer sistema de asistencia del mundo creado específicamente para motos.

Bosch_Angulomuerto

Casi el 90 por ciento de todas las motocicletas se producen en Asia

Los estudios indican que para el año 2021, la producción mundial anual de motocicletas superará los 160 millones de unidades, casi un tercio más que la producción actual. Cerca del 90 por ciento de estos vehículos se construirán en China, India y el sudeste asiático, donde las motos de hasta 250 cc de cilindrada, son las de mayor aceptación al ser la forma más común de transporte en gran parte de Asia. Al mismo tiempo, estos vehículos también se enfrentan al desafío planteado por las cada vez más estrictas normativas sobre emisiones. En Asia, muchas motos están siendo equipadas con tecnologías obsoletas de carburación. Bosch ofrece su sistema de inyección electrónica de combustible, que puede reducir el consumo hasta en un 16 por ciento dependiendo de la situación.

El deseo por la eficiencia y la seguridad como impulso para el negocio

Junto con el requisito de una mayor eficiencia, la demanda de una mayor seguridad en las motocicletas está creciendo en los mercados emergentes. En Tailandia e Indonesia, por ejemplo, unas 21.000 personas mueren cada año en accidentes de moto. El sistema ABS podría evitar que una cuarta parte de estos accidentes terminen con consecuencias fatales. A nivel mundial, cada vez más países están promoviendo la obligatoriedad del ABS. En los países de la UE, todos los vehículos motorizados de dos ruedas, de nueva matriculación, con cilindrada superior a 125 cc deberán estar equipados con un sistema antibloqueo de frenos, a partir de 2017. A partir de octubre de 2018, Japón lo hará obligatorio en las nuevas homologaciones para motocicletas de más de 125 cc. Por su parte, Brasil y Taiwán, han aprobado también leyes sobre la obligatoriedad del ABS en el futuro. Este asunto está también en la agenda política de países como la India y los Estados Unidos.

Bosch_captadores

Del ABS al “side view assist”

Desde 1995, Bosch ha fabricado más de dos millones de unidades de ABS para motos. Este año, la empresa lanzará al mercado el ABS 10, una variante que está diseñada específicamente para satisfacer las exigencias de los mercados emergentes. Con sus compactas dimensiones y un peso de sólo 450 gramos, este sistema resulta más fácil de integrar y, así, satisfacer las demandas de clientes muy sensibles al precio final del vehículo. Para las motos de alta cilindrada, cuya demanda es más fuerte en Europa, Japón y América del Norte, Bosch desarrolló en 2013 el control de estabilidad, MSC, – una especie de ESP para motos. Mediante la monitorización de determinados parámetros como el ángulo de inclinación, el sistema puede ajustar instantáneamente sus intervenciones electrónicas de frenado y aceleración para adaptarse a cada situación de la conducción. Esto evita que la moto se tumbe o se enderece demasiado por sí misma al frenar en las curvas. Pero el desarrollo no se detiene ahí: gracias al  “side view assist” – asistente de ángulo muerto -, Bosch ha lanzado el primer sistema  de asistencia del mundo para motocicletas. Al cambiar de carril, el asistente utiliza sensores ultrasónicos para verificar si hay peligro en los ángulos muertos a ambos lados de la moto, unas zonas de difícil visión para el motorista.

Bosch_Evolucionpeso

Las motos conectadas son aún más seguras

El futuro de la motocicleta no es sólo seguro y limpio, sino también conectado. Bosch dispone de dos soluciones de conectividad para la motocicleta. En primer lugar, el ICC, o Clúster de Conectividad Integrado, un sistema de información para el conductor que conecta la moto y el smartphone, haciendo más fácil y segura la utilización de aplicaciones. En segundo lugar, Bosch utiliza su Unidad de Control de Conectividad, CCU, para conectar las motos con la ‘nube’. Esto hace que sea posible la implementación de funciones tales como el eCall, el servicio de llamada automática de emergencia. El eCall no es aún obligatorio para motocicletas en la UE, pero, a partir de abril 2018, lo será para todas las nuevas matriculaciones de automóviles y camiones ligeros de hasta 3,5 tm. La CCU también puede proporcionar a los motociclistas información útil sobre aspectos tales como posibles puntos peligrosos en las carreteras y ayudar a localizar una moto robada.