FIAT 124 SPIDER

2219

DISEÑO ITALIANO Y DEPORTIVIDAD PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Fiat, una vez más con buen criterio, apelando a la nostalgia y tomando como fuente de inspiración el histórico modelo de 1966, ha puesto en el mercado, 50 años después y rememorando aquel hecho, el nuevo 124 Spider, adaptando sus clásicas líneas a un vehículo moderno, con tintes deportivos y proporciones impecables, que ha sabido conservar el aroma de todo un romántico italiano.

Todo en este 124 Spider nos recuerda a su antecesor, nacido de la mano de Pininfarina, allá por los años 60; la calandra hexagonal, los marcados nervios del capó, los faros delanteros redondeados, un contorno deliciosamente proporcionado, capota de lona y una zaga que cuanto más la ves, más te enamora, con detalles vistosos como la inserción del color de la carrocería en los pilotos, con forma rectangular y situados en posición horizontal. 

También sus dimensiones -4,054 m de longitud, 1,740 m de anchura, 1,233 m de altura y 2,310 m de distancia entre ejes-  y peso, que parte de los 1.050 kg, conservan las características del pequeño deportivo descapotable que tanto proliferaba en aquella época.

Hasta 8 colores diferentes que le sientan de maravilla. Tonos pastel, metalizados y el tricapa Blanco Ghiaccio son  empleados por Fiat para decorar este 124 Spider de diseño tan llamativo.

Pero no sólo seduce por su aspecto exterior; si miramos hacia su interior –compartido, por cierto, en diseño que no en materiales, con el nuevo Mazda MX-5, salvo pequeños detalles, al igual que la plataforma sobre la que está construido– tanto a la vista como al tacto el Fiat 124 Spider nos hace sentir que nos encontramos ante un modelo en el que prima la calidad de los materiales empleados. Destacan elementos con acabados cromados y satinados que, además, proporcionan al habitáculo de este hermoso biplaza una apariencia coqueta. No se trata de un coche de lujo, pero sí está muy bien hecho.

Calidad interior
Calidad interior

El cuadro de instrumentos de 3 indicadores, lectura fácil y un diseño de intenciones deportivas, sitúa un cuentarrevoluciones de gran tamaño en el centro, el indicador de velocidad a su derecha y el indicador de combustible y temperatura del líquido refrigerante junto con el odómetro, compartiendo la misma esfera, a su izquierda.

Mandos en el volante

Los principales mandos, muy bien situados, favorecen un manejo sencillo, sin necesidad de retirar la vista de la carretera. Con los mandos situados en el volante podremos manejar el control de velocidad y el sistema de sonido –con ajuste de volumen ligado al accionamiento de la capota–.

Una pantalla multimedia táctil de 7” situada en la zona alta y central del salpicadero da paso a los mandos de la climatización y al botón de arranque. Tras la palanca de cambios, al alcance de la mano y de fácil utilización, encontramos también varios pulsadores que controlan el sistema de navegación, audio, ajustes del vehículo y comunicación cuando el vehículo está en marcha, resultando cómodo una vez memorizadas las teclas.

Los ergonómicos asientos relegados hacia la parte trasera, junto con una posición de conducción muy baja y el largo capó, nos hace sentir como en un auténtico deportivo. Deportivo que podemos convertir, en pocos segundos y de manera muy sencilla, en un elegante roadster al retirar la capota de lona de forma manual, acción ésta que, por seguridad, se deberá realizar siempre en parado. Al ser la capota tan pequeña y ligera, y el sistema tan sencillo, no se echa de menos sistema eléctrico alguno para llevar a cabo esta operación.

Asientos delanteros

Bien aislado de viento y agua, en cuanto al ruido dentro del habitáculo, por la propia naturaleza del vehículo (techo de lona), éste se hace más notorio que en modelos de techo duro o incluso también con techo de lona. Eso sí, en ningún momento llega a ser tan molesto como se pudiera presumir.

El Spider, capotado

Lo habitual en este tipo de vehículos es que el maletero no tenga una capacidad elevada, algo que igualmente sucede en el Fiat 124 Spider. Los 140 litros que alberga, con una buena organización, son más que suficientes para el equipaje de sus dos ocupantes, capacidad que mantiene tanto con capota como sin ella, ya que su recogido no necesita de espacio en el maletero como en otros modelos. 

Arcos de seguridad

Acabados

Base. Llantas de aleación de 16”, plegado de capota manual, arranque sin llave con pulsador, doble salida de escape en acero, retrovisores exteriores eléctricos, climatizador manual, volante y palanca de cambios en piel, centro de información del vehículo, luces LED de posición traseras, barras antivuelco en color negro, radio/Mp3 con Bluetuooth y USB, aviso de control de presión de neumáticos, sistema de control de audio en el volante y control de velocidad de crucero.

Lusso. Además del equipamiento base, se suman llantas de aleación de 17”, pilar A en color plata Premium, tubo de escape doble cromado, faros antiniebla delanteros, asientos de cuero, barras antivuelco pateadas Premium, climatizador automático y sensores de aparcamiento traseros.

América. Esta edición especial aumenta el equipamiento anterior con pintura exterior en color Bronce Magnético, placa e insignia “Edición Limitada América”, radio DAB con Bluetooth, puertos USB y AUX; sistema de sonido BOSE de 9 altavoces -4 de ellos integrados en los reposacabezas-, acceso sin llave por proximidad, retrovisores aluminio satinado, asientos de cuero en color tabaco, pantalla táctil de 7” con sistema de navegación, cámara trasera, faros full LED con sistema de luz adaptativa, sensor de lluvia y faros automáticos.

Europa. Con un equipamiento similar a la edición limitada “América”, se diferencia de éste por la pintura exterior en Rojo Pasión, placa exterior e insignia del 124 Spider Europa y los asientos de piel en color negro. Si nos parece poco equipamiento el incluido de serie, siempre podremos añadir elementos opcionales como asientos calefactados o sistemas de asistencia al estacionamiento, como destacados.

Detalles cromados

El Fiat 124 Spider viene equipado con un único motor de gasolina Multiair Turbo de 1.4 litros y 140 CV de potencia. El motor que, a priori, no parece excesivo, sorprende gratamente por su rendimiento, tanto en respuesta, como en consumos, obteniendo un fantástico equilibrio entre eficacia y dinamismo. 240 Nm de par, lo llevan hasta una velocidad punta de 215 km/h con una aceleración de 0-100 km/h en sólo 7,5 segundos, empleando 6,4 litros de combustible para recorrer 100 km en ciclo combinado (de acuerdo a los datos proporcionados por la marca).De serie, en combinación con este motor, Fiat monta un cambio manual de 6 relaciones. Los clientes que así lo deseen podrán equipar su unidad con un cambio automático con convertidor de par, también de 6 velocidades, y disfrutar de la comodidad y rapidez ofrecidas por este tipo de transmisiones.La estupenda relación peso potencia, en perfecta armonía con esta caja de cambios –de desarrollos cortos y funcionamiento ágil-, nos lleva a obtener unos espléndidos resultados que nos recuerda el planteamiento deportivo del 124 Spider.No es necesaria más potencia para pasar un buen rato pero, si se nos queda corto, bajo la marca Abarth se vende una versión que, conservando su elegancia, está equipado con una serie de mejoras que van desde un conjunto de amortiguadores especialmente calibrados y sistema de frenado específico hasta una evolución en el chasis y un motor con una potencia aumentada hasta los 170 CV.

La suspensión delantera de doble triángulo y trasera multilink aseguran al Fiat 124 Spider una estupenda estabilidad y agarre en todo tipo de vías, a la vez que conserva un elevado grado de confortabilidad,  posibilitando así sacarlo partido en un uso diario.

El motor delantero centrado longitudinalmente junto con la caja de cambios, la tracción trasera y un peso contenido y bien repartido, con una posición de conducción baja, proporcionan una conducción ágil que, en carreteras reviradas, seguro que nos sacará más de una sonrisa. 

De lo que no cabe duda es de que el Fiat 124 Spider está hecho para disfrutar conduciendo pues, aun siendo un vehículo de propulsión trasera, la nobleza de sus reacciones en una conducción sosegada puede llegar a ser igual de placentera o incluso más que una conducción dinámica.  Su chasis específico de estructura ligera, fabricado en acero de alta resistencia, garantiza la máxima rigidez y seguridad. Se vale también de otros elementos como airbags delanteros y laterales auxiliares, control de estabilidad electrónico, barra antivuelco, aviso de control de presión de neumáticos, control de velocidad, sistema de asistencia al estacionamiento o protección activa de peatones.

Fiat 124 Spider, ha sido todo un placer…

Para saber más