Ford prueba una tecnología con la que evitar semáforos en rojo

6519

Encadenar semáforos en rojo de camino al trabajo puede convertirse en cosa del pasado con una tecnología que se está probando actualmente en vehículos Ford. Con su empleo, los conductores eligen la velocidad recomendada para aumentar al máximo la probabilidad de encontrarse con semáforos en verde. Los coches Ford también están probando una tecnología que avisa cuando los coches por delante, fuera del campo de visión, frenan en seco para mostrar las ventajas que ofrecen los coches conectados.

La tecnología Green Light Optimal Speed Advisory utiliza información sobre los tiempos de los semáforos desde una unidad instalada en las carreteras para facilitar a los conductores la velocidad óptima para que se encuentren siempre los semáforos en verde. Ford está realizando pruebas con esta tecnología, que ayuda a demostrar las ventajas de los coches conectados para UK Autodrive, el organismo de pruebas de vehículo conectado y de conducción autónoma más grande del Reino Unido. Este proyecto, que cuenta con una parte de financiación pública por valor de 25 millones de euros y un equipo de 16 personas, está desarrollando y poniendo a prueba tecnologías de comunicación vehículo a vehículo y vehículo a infraestructura que podrían contribuir a hacer que la conducción sea menos estresante, haga perder menos tiempo y se mejore la eficiencia de combustible.

Para Ford, “permitir a los conductores ‘surfear’ semáforos en verde también equivale a tener un trayecto más fluido y ofrece reducciones significativas de emisiones de dióxido de carbono y consumo de combustible”.

Los Mondeo híbridos facilitados por Ford también están probando las Luces con Freno Electrónico de Emergencia, que avisa cuando un vehículo que tenemos por delante frena en seco, incluso si esto ocurre fuera de nuestro campo de visión, a una distancia de hasta 500 metros.

Las tecnologías que se pondrán a prueba el próximo año también avisarán a los conductores cuando otro vehículo está bloqueando un cruce cercano o si se acerca una ambulancia, un coche de policía o un camión de bomberos y prioriza la llegada de los vehículos a cruces sin señales de tráfico o luces.

Las pruebas se llevarán a cabo durante los próximos dos años tanto en carreteras abiertas como en circuitos cerrados.

uk_autodrive_ford

Compartir