GEAR 2030, recomendaciones para la competitividad de la industria europea de automoción

1919

Bruselas crea el grupo de trabajo GEAR 2030 para impulsar al sector de la automoción.

Con este grupo de trabajo, la Comisión Europea (CE) quiere impulsar la competitividad y crecimiento del sector de la automoción europeo, así como abordar los desafíos de la globalización. El organismo comunitario ha explicado que esta iniciativa nace de la necesidad de adaptación del sector automotriz a los cambios en los patrones de movilidad, a la digitalización y a las expectativas de los consumidores. Así, el grupo GEAR 2030 se enfocará en tres áreas de trabajo: la adaptación de la cadena de valor a los nuevos desafíos mundiales; los vehículos automatizados y conectados, y el comercio, armonización internacional y competitividad global.

Promovido por la Comisión Europea, han participado representantes de los Estados miembros y de las asociaciones europeas industriales, de servicios, consumidores y protección del medioambiente y seguridad vial. El objetivo de la consulta era analizar la situación del sector y establecer recomendaciones para definir políticas sectoriales que refuercen la competitividad de la industria europea de automoción en el horizonte 2030.

La comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, ha señalado que el Ejecutivo comunitario necesita analizar los desafíos que afectan a la competitividad del sector automovilístico europeo, al tiempo que espera que se impulse la innovación, la adaptación a las nuevas tendencias y el acceso a nuevos mercados. “Este es un proyecto importante para la Comisión. La industria del automóvil es importante para el crecimiento y el empleo. Necesitamos analizar los desafíos que afectan la competitividad. Espero que este grupo desarrolle una agenda con visión de futuro“, ha agregado.

Sernauto, Asociación Española de Proveedores de Automoción, ha trasladado las inquietudes del sector español de proveedores de automoción, tanto a través de la Secretaría General de Industria y de la PYME, como representante de España como Estado miembro, como de CLEPA, la asociación europea que representa los intereses del sector.

En el informe se recogen aspectos de especial relevancia para el sector como la competitividad global y el acceso a los mercados, el impacto en la cadena de valor del desarrollo de las tecnologías digitales y la transición hacia la movilidad con bajas o cero emisiones, así como la necesidad de apoyar la incorporación de talento y de retener y re-cualificar la fuerza laboral del sector.

También plantea que, ante la revisión de los objetivos de emisiones post-2020, es necesario crear un marco que tenga en cuenta todas las opciones para reducir emisiones y apoyar la penetración en el mercado de vehículos de cero emisiones y equivalentes. Finalmente, corrobora la necesidad de contar con una estrategia común sobre vehículos conectados y automatizados, con una gobernanza europea, el desarrollo de normas sobre la recogida de datos y acceso a los mismos y la promoción de las inversiones en conectividad de vehículos e infraestructura necesarios.

El sector demuestra su compromiso en contribuir a la sostenibilidad del transporte desarrollando soluciones tecnológicas para mejorar la calidad del aire, la eficiencia energética y la seguridad vial.

Compartir