Habrá menor siniestralidad, pero los accidentes serán más caros

6519

Rubén Aparicio-Mourelo, Gerente adjunto de CESVIMAP, en Conferencias CESVIMAP de la Universidad Católica de Ávila

  • Distintos factores –condiciones meteorológicas, de iluminación, etc. – pueden hacer que fallen los sistemas ADAS
  • Los conductores no aprovechamos el 100% de la frenada
  • El sistema ADAS ayuda a reducir el error humano, por lo que se reducirán significativamente los accidentes

Rubén Aparicio-Mourelo, en el marco de su conferencia “Influencia de los sistemas ADAS en talleres, seguros y usuarios. ¿Futuro a medio plazo?”, Cátedra CESVIMAP de la Universidad Católica de Ávila, ha manifestado que con los sistemas ADAS habrá menor siniestralidad, pero estos serán más caros.

El gerente adjunto de CESVIMAP ha mostrado diversos estudios del centro en sistemas ADAS como el frenado autónomo de emergencia (AEB) o la asistencia al cambio de carril.  “En una situación de emergencia, necesitamos al menos un segundo para reacciona; sin hablar de distracciones, que podrían aumentar ese tiempo. La electrónica lo puede reducir a menos de un cuarto de segundo.”

Describió las tecnologías empleadas y, principalmente, dos dispositivos clave: cámaras –mono o estéreo– y radares. Ambos se utilizan para detectar la realidad y crear un escenario con el objetivo de tomar decisiones. Ambos tienen, asimismo, ventajas e inconvenientes:

2016-05-13_10-23-22

 

2016-05-13_10-22-58

Tipos de sistemas ADAS:

  • Advertencia de colisión
  • Frenado autónomo de emergencia – AEB
  • Cambio de carril – LDW o  LKS
  • Detector de ángulo muerto
  • Asistencia al aparcamiento
  • Alerta antisueño
  • Alerta tráfico cruzado
  • Control de velocidad adaptativo
  • Reconocimiento de señales de tráfico- TSA
  • Conducción automática en tráfico denso
  • Head up display
  • Arranque en pendiente
  • Sistemas de iluminación avanzados
  • E-call

Repercusión en los seguros

Los sistemas ADAS reducen el número de accidentes –un 90% son fallos humanos mientras que sólo el 10% son causados por errores técnicos–. “Siempre vamos a necesitar la calibración. Habrá menor siniestralidad, pero los siniestros van a ser más caros (un mayor montaje y desmontaje de elementos y la necesaria calibración” en palabras del gerente adjunto de CESVIMAP. En caso de accidente, hay elementos muy expuestos a los daños por su ubicación en paragolpes o lunas; los radares, por ejemplo, situados en la parte delantera o trasera de la carrocería, tras los paragolpes; o las cámaras, en la parte superior de la luna parabrisas. Si bien no se suelen ver afectadas en la mayoría de siniestros, sí la luna que las sujeta. Aunque la cámara no se vea dañada, será necesaria una calibración, por lo que se modifica la peritación, incrementándose el coste de la reparación.

Repercusión en los talleres

En el caso de los talleres es la misma situación. “Una disminución del número de siniestros que va a tener un impacto muy grande en el número de talleres. Vamos a tener menos vehículos, menos reparaciones”. El 10% de los siniestros habituales de chapa y pintura interviene la luna, bien, pues ahora será más compleja su reparación.

Cualquier reparación gestionará un recambio más caro, por los dispositivos adicionales. Involucrará más elementos; sensores de aparcamiento, radar, cámara, otros sensores, etc.

Los talleres han de efectuar una inversión en herramientas y equipos específicos –algunas no baratas- pero necesarias, así como una formación en todos los equipos técnicos que hay que manejar para optimizar los procesos de trabajo o especializarnos en estas reparaciones, garantizando una buena calidad.

En palabras de Aparicio-Mourelo, se adivina una nueva oportunidad de negocio en el sector de lunas. Se espera que, en 2020, el 75% de los vehículos salga de serie con sistemas ADAS incorporados. Por ello, el negocio estará en el equipamiento de calibración de cámaras y radares.

Beneficio

Para los usuarios de estos sistemas, los beneficios son claros: los sistemas ADAS evitan o minimizan la severidad de un accidente, pudiendo salvar muchas vidas.  Según un estudio realizado por RCAR, Research council for Automobile Repairs, el AEB urbano es uno de los sistemas más importantes para solventar el síndrome del latigazo cervical. Los accidentes con esta lesión se han reducido entre un 54% y un 57%. Con el  sistema de cambio de carril se podrían evitar salidas de vía por despistes y distracciones.
CESVIMAP evalúa la eficacia de estos sistemas con un novedoso sistema de valoración denominado CESVIsafety.

La jornada ha contado también con las ponencias de MAPFRE, Asetra, Anfac, Hella e Insia.

Vea la ponencia íntegra