Hyundai Tucson

31419

¡CÓMO HEMOS CAMBIADO! NADA TIENE YA QUE VER ESTA TERCERA GENERACIÓN CON LA PRIMERA, FABRICADA ALLÁ POR EL AÑO 2004. Y SI EL MODELO IX35, NOMBRE BAJO EL QUE SE COMERCIALIZÓ EN SU SEGUNDA GENERACIÓN, YA FUE UN SALTO DE CALIDAD PARA HYUNDAI, DE ESTE NUEVO TUCSON NOS ATREVEMOS A DECIR QUE EN ABSOLUTO DESENTONA DENTRO DEL GRUPO DE LOS CONSIDERADOS MODELOS PREMIUM.

GuillePor Guillermo Vilar González

Y es que, independientemente del acabado elegido, el Hyundai Tucson cuenta con diseño, confort y tecnología, tres elementos fundamentales para posicionarse entre los modelos más destacados de su segmento. ¿Qué más se puede pedir?

Sobre una plataforma completamente nueva, Hyundai ha desarrollado un SUV de aspecto vistoso y sugerente

Destaca en el frontal la rejilla hexagonal, elemento diferenciador y representativo de los modelos desarrollados por la marca, y unos grandes faros con tecnología LED. Su vista lateral, caracterizada por un fluido diseño, da paso a una atractiva trasera, en la que sus marcadas líneas horizontales aportan aún más carácter al conjunto.

Tablero de a bordo
Tablero de a bordo

Respecto a versiones anteriores, esta tercera generación ha crecido en todas sus cotas, salvo en altura, que es menor: 4,475 m de longitud, 1,66 m de altura, 1,85 m de anchura y 2,67 m la distancia entre ejes.

Combinados con tres paquetes de color interior, se puede elegir entre más de una decena de colores de carrocería.

Distinguido y elegante no sólo en su fachada

Nos acomodamos en el interior regulando el asiento a nuestro gusto, al igual que hacemos con el volante, ajustable también en altura y en profundidad.

Muy cómodo al tacto por su acabado en cuero y un grosor y tamaño adecuados, el volante incluye, en su parte izquierda, los mandos del equipo de sonido y función manos libres del teléfono y, en su parte derecha, los mandos del control de velocidad de crucero y manejo de la pantalla TFT multifunción, situada en el centro del cuadro de mandos.

Cuadro de mandos, con pantalla TFT
Cuadro de mandos, con pantalla TFT

La visibilidad es estupenda, tanto hacia los laterales como hacia la parte trasera. Si miramos al frente, el cuadro de mandos está compuesto por dos grandes esferas separadas en el centro por una pantalla TFT que nos ofrece información de todo cuanto ocurre en el vehículo: consumos, kilómetros recorridos, autonomía, datos de navegación, radio, ajustes de usuario, elementos de asistencia al conductor…

La esfera de la izquierda señala las revoluciones a las que gira el motor; esta esfera contiene en su interior otro marcador más pequeño, que indica la temperatura del líquido refrigerante.

Aunque los materiales no son de lujo, sí tienen un tacto excelente y unos ajustes realizados con esmero, que lo sitúan en una posición privilegiada

A su vez, en la parte derecha del cuadro de mandos encontramos el velocímetro, también con otro marcador más pequeño en su interior, que nos indica la cantidad de combustible que resta en el depósito.

Predominando en la parte central del salpicadero encontramos las salidas de aire de la climatización y entre ellas, una gran pantalla táctil de 8”, desde donde se maneja todo el sistema de infoentretenimiento; esta pantalla, además de táctil, cuenta también con pulsadores físicos para acceder a las principales funciones.

Conexiones USB, Aux y tomas de corriente de 12 V
Conexiones USB, Aux y tomas de corriente de 12 V

Un poco más abajo se sitúan los mandos del climatizador, muy intuitivo y sencillo de manejar, y colocadas en la zona más inferior encontramos las conexiones USB y Aux y dos tomas de corriente de 12 V.

Todo ello hace de esta consola central un conjunto visualmente limpio y no muy cargado de botones, algo que personalmente me agrada.

Junto a la palanca de cambios encontramos diferentes interruptores que activan elementos como la selección del modo de conducción, el control de descenso, asistente de aparcamiento, ayuda de arranque en cuesta, sensores de aparcamiento y la posibilidad, poco habitual en este segmento, de bloquear el diferencial.

Asientos traseros
Asientos traseros

Los asientos traseros disfrutan de una sorprendente comodidad, pues en este modelo, además de amplios, son reclinables y, en función del acabado, también calefactados. Tanto la altura del techo como el espacio para las piernas son generosos en las plazas de los extremos, por lo que 4 adultos podrán disfrutar de los desplazamientos a sus anchas.

Y si amplio es en la zona de los pasajeros, no lo es menos en la zona destinada a maletero, pues cuenta con unos destacables 513 litros, que se pueden ampliar a 1.503 con los asientos traseros abatidos (proporción 60:40). Sus medidas son 1.030 mm de ancho, 889 mm de profundidad y 806 mm de altura.

Sistema de climatización y otros dispositivos de confort
Sistema de climatización y otros dispositivos de confort

Versiones

ESSENCE. Asiento del conductor regulable en altura, Bluetooth integrado con mandos en el volante, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, climatizador manual con filtro de aire, conexiones USB y Aux, control de arranque en pendientes HAC, control de crucero y limitador de velocidad con mandos en el volante, control de descenso de pendientes DBC, control de presión de los neumáticos TPMS con indicador de rueda, control de tracción TCS, Eco Indicador de conducción eficiente con propuesta de marcha, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, equipo de audio con Radio/MP3, llantas de aleación de 16″, mandos en el volante con control de audio, ordenador de viaje, respaldo trasero abatible 60/40, retrovisores con ajustes eléctricos y calefactables, sensor de aparcamiento trasero, sensor de luces automáticas, sistema de parada y arranque automático del motor Stop&Go y volante revestido de cuero regulable en altura y profundidad.

KLASS. Al equipamiento del acabado ESSENCE hay que sumar: asiento del conductor con ajuste lumbar eléctrico, climatizador automático bizona con filtro de aire, dirección asistida regulable (Flex Steer), faros antiniebla delanteros, faros traseros tipo LED, guantera iluminada y refrigerada, llantas de aleación de 17″, luces delanteras de alcance lateral y retrovisores plegables eléctricos.

TECNO. Además de los elementos citados anteriormente, la versión TECNO incluye: asientos delanteros y traseros calefactables, cámara de aparcamiento trasero con guías activas, espejo retrovisor interior con oscurecimiento progresivo automático y brújula, llave inteligente con botón de arranque y detector de proximidad, luces de cortesía en espejos retrovisores, ordenador de viaje con pantalla TFT, freno de mano eléctrico disponible para unidades con cambio automático, sensores de aparcamiento delantero y trasero, sensor de lluvia, sistema activo de cambio involuntario de carril, sistema de navegación integrado con pantalla táctil (suscripción gratuita de 7 años a TomTom LIVE®) y sistema de reconocimiento de señales.

STYLE. Esta terminación tope de gama suma: alerta de aproximación de tráfico trasero, apertura de maletero automática “manos libres”, asiento del conductor y acompañante con reglajes eléctricos, asientos delanteros ventilados, asientos guarnecidos de cuero, cortinilla de techo solar eléctrica, faros delanteros tipo LED, sistema de frenada autónoma de emergencia AEB, llantas de aleación de 19″, luces de cortesía en puertas delanteras, sistema de aparcamiento automático (SPAS) disponible para unidades con transmisión automática, sistema de detección de ángulos muertos, volante calefactable y techo solar panorámico practicable.

Techo solar practicable
Techo solar practicable

Motores diésel y gasolina desde 115 CV hasta 184 CV

Destacan el propulsor diésel 1.7 litros y 115 CV que da acceso a la gama, ya que posiblemente será uno de los más vendidos y el más potente 2.0 de 184 CV por la deportividad que proporciona al conjunto. Pero si lo que buscamos es el punto de equilibro renunciando a la potencia y los más bajos consumos, el motor 2.0 de 136 CV es nuestra opción, obteniendo un armonioso conjunto que no defraudará en cualquier situación que se nos presente, pudiendo elegirlo también con cambio automático y tracción total.

tabla_tucson
Todos los motores incorporan de serie el sistema Start&Stop y están preparados para cumplir con la normativa de emisiones Euro 6.

Con un noble comportamiento, rendimientos adecuados y los moderados consumos publicados por Hyundai, la respuesta de estos motores se ajusta a lo esperado por sus características.

Acompañan a estos motores una precisa caja de cambios manual de 6 velocidades, una automática de 6 velocidades y otra nueva caja automática de doble embrague con 7 velocidades (7DCT), capaz de ofrecer toda la comodidad propia de este tipo de cambios y mejorar el consumo por encima del 20%, si lo comparamos con una automática convencional.

Cambio automático y selección de modos de conducción
Cambio automático y selección de modos de conducción

Una nueva función, en versiones con caja de cambios automática o de doble embrague, nos permite seleccionar el modo de conducción, pudiendo escoger entre modo “Normal” y “Deportivo”, con variaciones en la transmisión y dirección.

El sistema de tracción del Hyundai Tucson podrá ser 4×2 (tracción delantera) o 4×4 (tracción total)

Disponible tanto en el motor de gasolina 1.6 TDGi como en el motor diésel 2.0 litros en sus dos versiones, el sistema de tracción a las cuatro ruedas de control automático recibe durante una conducción normal el 100% del par en las ruedas delanteras, pudiendo transferir hasta un 50% del mismo a las ruedas traseras, en caso de pérdida de agarre. En situaciones límite, el reparto de la potencia entre los ejes se puede bloquear manualmente hasta el 50% mejorando estabilidad y agarre hasta una velocidad máxima de 40 km/h.

Asimismo, aplicando los frenos de forma controlada en la rueda trasera interior y enviando par a las ruedas con un mayor agarre, el sistema de tracción avanzada de control en curva (ATCC) multiplica la seguridad y el rendimiento al paso del vehículo por curva.

Bien equipado, dinámico y cómodo

Al confort también ayuda una suspensión delantera independiente McPherson con trapecio inferior, resortes helicoidales, amortiguadores de gas y barra estabilizadora. Por su parte, la suspensión trasera cuenta con un esquema independiente con brazo longitudinal y tirante transversal doble (multibrazo), resortes helicoidales y amortiguadores de gas, dotando al Tucson de una comodidad y calidad de conducción que agradecen los pasajeros.

Con una nueva estructura de carrocería, empleando un 51% más de acero de alta resistencia, Hyundai ha conseguido un incremento de la rigidez torsional de hasta un 48%

Airbag de conductor y acompañante, airbags de cortina, airbags laterales delanteros, capó activo para peatones (AHS), cinturones delanteros con pretensores y ajustables en altura, control de arranque en pendientes HAC, control de crucero y limitador de velocidad con mandos en el volante, control de descenso de pendientes DBC, control de estabilidad ESP, control de presión de los neumáticos TPMS con indicador de rueda, Control de Tracción TCS o reposacabezas delanteros activos, integran un repleto paquete de seguridad activa.

En los acabados superiores este equipamiento aumenta, sumando el sistema de frenado autónomo de emergencia (AEB), alerta de aproximación de tráfico trasero (RCTA), cámara de aparcamiento trasero con guías activas, asistente de mantenimiento de carril (LKAS), sistema de detección de ángulos muertos (BSD) y sistema de reconocimiento de señales (SLIF).

Con todos estos elementos el Tucson es uno de los vehículos más completos en su segmento en lo que a seguridad se refiere.

Puede que no sea la opción más vendida y los clientes se decidan por las versiones intermedias, pero ha sido todo un placer conducir el Tucson con acabado 2.0 CRDi 184 CV 4×4 Aut Style, unidad que representa el tope de gama del modelo y que nos ha cedido Hyundai para realizar la prueba.

Para Saber Más…

Hyundai

CESVITECA, biblioteca on line de CESVIMAP www.cesvimap.es

@revistacesvimap