Kia Rio

20736

ATRACTIVO POR FUERA Y HOLGADO POR DENTRO, EL NUEVO KIA RIO INCORPORA UN SALTO DE CALIDAD QUE, POR DERECHO, LO INCLUYE EN EL GRUPO DE LOS ELEGIDOS EN EL DURO Y COMPETIDO SEGMENTO B.

El modelo Rio, uno de los más vendidos en el mundo del fabricante coreano, ahora es más deportivo y elegante. Así es la carta de presentación del Kia Rio de cuarta generación.

Con tres versiones de acabado, dos motores de gasolina y un motor diésel con dos potencias, casi seguro que alguna combinación se ajustará a nuestras exigencias. Totalmente renovado, aunque conservador respecto al modelo anterior, destaca por unas líneas rectas y un capó más largo, equilibrio en sus formas y mayor distancia entre ejes, particularidades todas ellas por las que el modelo adquiere un aspecto más sólido en su conjunto.

Diseño

Más ancha y estrecha, la típica parrilla frontal “tiger-nose” ha sido actualizada, acertados cambios, junto a sus grupos ópticos también más finos y alargados que proporcionan al Rio mayor anchura visual, y un aumento real de 5 mm en su anchura total. La gran rejilla del radiador y unos antinieblas desplazados hacia los extremos redondean una imagen más deportiva y reveladora. De perfil, el Kia Rio muestra un diseño más equilibrado, 15 mm más largo y 5 mm más bajo que la anterior generación. El capó, alargado y de líneas más sutiles, trazos rectos y definidos que recorren todo el largo del vehículo y un voladizo trasero más corto, refuerzan la imagen de solidez y seguridad.

Llegamos así hasta la zaga donde el pilar C, menos inclinado y también con menor superficie. Da paso a una luneta trasera con una caída más vertical, augurando un incremento del espacio interior. Los pilotos traseros, al igual que los delanteros, han perdido anchura ganando una nueva firma luminosa con tecnología LED. También la parte trasera ha ganado en fuerza visual.

El aerodinámico diseño de carrocería arroja unas medidas de 4.065 mm de longitud, 1.725 mm de anchura y 1.450 mm de altura, siendo la distancia entre ejes 2.580 mm, suficiente para ganar presencia.

CESVIMAP ha probado una unidad de color Clear White, cedida por Kia España, que forma parte de los 8 diferentes de la gama de colores.

También se aprecia una mejora de calidad en su interior. Diseño basado en líneas rectas, sobre todo en el salpicadero, dando así sensación de amplitud. El espacio, muy bueno en las plazas delanteras, está en clara armonía con unos asientos con los que, por su comodidad, es posible realizar cualquier tipo de desplazamiento sin resentirnos más que por el propio paso de los kilómetros.

Orientado hacia el conductor, el salpicadero ha ganado en diseño y una distribución más ergonómica con todos los mandos al alcance de la mano.

Acabados y materiales correctos en el Kia Rio, si bien, el plástico duro aparece con más frecuencia de la que nos gustaría. En cualquier caso, en consonancia con su precio.

En el centro superior del salpicadero, Kia introduce un nuevo sistema de infoentretenimiento que, mediante una pantalla táctil “flotante” de 5 pulgadas (7” opcional) controla el sistema de audio, navegación y conectividad. Reduce, considerablemente, el número de botones de la consola central, aportando a la vez un aspecto moderno. De hecho, tan sólo encontramos los mandos relativos a la climatización, intermitencia de peligro y cierre de puertas desde el interior. Por debajo, la consola central se completa con una bandeja portaobjetos y conexiones 12V, AUX y USB.

El entorno es acogedor y con una visibilidad mejorada en todos los ángulos; los asientos cómodos, como ya indicamos, se tarda poco en encontrar la postura adecuada, el volante, regulable, cómodo y deportivo igualmente. El panel de instrumentos ofrece una clara lectura, con dos grandes esferas en los extremos (izquierda, cuentarrevoluciones y temperatura del líquido refrigerante, derecha, velocímetro y nivel de combustible). En el centro, una pantalla digital de 3,5” incorpora información de valiosa utilidad para el conductor, como la relativa al ordenador de a bordo y los ajustes de usuario.

Gracias a su carrocería de cinco puertas, el acceso a las plazas traseras es bastante cómodo. La mayor longitud total y la distancia entre ejes, y el nuevo guarnecido de las puertas aumenta el espacio en su interior, mayor bienestar para los pasajeros durante el desplazamiento –sin olvidar que tres ocupantes en este asiento, y si uno de ellos es adulto, irán algo ajustados–.

El maletero, con capacidad de 325 litros, supera también al Rio anterior, respecto a sus rivales no es de los mejores en volumen, pero sí está por encima de la media. Los asientos traseros, abatidos en proporción 60:40, aumentan considerablemente la capacidad de carga, proporcionando gran versatilidad a la hora de transportar objetos voluminosos y de cierta longitud.

En el interior encontramos otros huecos muy útiles para dejar botellas de agua, monedas o el teléfono móvil.

Equipamiento

  • Concep. El acabado más básico de la gama, incluye: asiento del conductor regulable en altura, dirección asistida eléctrica, elevalunas eléctricos delanteros, sensor de luces, aire acondicionado, Bluetooth con mandos en el volante, panel de instrumentos con pantalla de 3,5”, sistema de audio con conexión AUX y conexión USB, retrovisores exteriores eléctricos, Stop & Go, mandos en el volante para el control de audio y ordenador de a bordo.
  • Drive. Acabado intermedio que añade al acabado Concep el volante y la palanca de cambios en piel, faros antiniebla delanteros, luces LED de circulación diurna, ópticas de iluminación fija automática en giro, llantas de aleación de 15”, retrovisores exteriores calefactables, retrovisores exteriores con plegado eléctrico y con intermitentes incorporados, elevalunas eléctricos traseros, sensor de lluvia, control de crucero + limitador de velocidad, climatizador automático, cargador USB, pantalla táctil de 7”, cámara trasera de asistencia al estacionamiento, navegador 1.0, Android Auto, Carplay y servicios de conectividad TomTom.
  • Tech. El acabado superior en el Kia Rio, además del equipamiento Drive, incorpora lunas oscurecidas, retrovisor interior electrocrómico, llantas de aleación de 17”, combinación en ópticas traseras con tecnología LED y Advanced Driving Assistance (Pack Drive).

Seguridad y conectividad

Con un habitáculo fabricado en acero de alta de resistencia en más de un 51% -la anterior generación 33%- y reforzado en 8 zonas con elementos estampados en caliente, el Kia Rio adquiere una mayor robustez y protección ante cualquier impacto, a la vez que mejora también el rendimiento dinámico.

En función de la versión, se ve protegido por un nutrido conjunto de elementos de seguridad, activos y pasivos, que garantizan una mayor protección en los desplazamientos.
De serie, desde la versión más básica, cuenta con airbags de conductor y acompañante, airbags de cortina, airbags laterales delanteros, programa electrónico de estabilidad (ESC), ABS+EBD+BAS, sistema de ayuda de arranque en pendiente (HAC), sistema de control de presión de neumáticos y sistema de gestión de estabilidad (VSM) que conjuntamente con la dirección asistida, garantiza que el vehículo se mantenga estable cuando se hace uso del freno en medio de una curva, fundamentalmente en carreteras con condiciones adversas (firme en mal estado, lluvia, etc…).

En la versión intermedia “Drive” añade el control de crucero + limitador de velocidad y en el acabado superior, además de todo el equipamiento anterior, mejora con el sistema de asistencia de mantenimiento de carril y el sistema de asistencia de frenada de emergencia -AEB-.

Servicios de conectividad proporcionados por TomTom Live, de forma gratuita durante 7 años, nos ayudan a llegar a nuestro destino (información del tráfico, alerta de controles de velocidad, búsqueda local de un punto concreto, previsión meteorológica), funciones Android Auto y Apple CarPlay que permiten conectar los dispositivos móviles de forma inalámbrica y una pantalla táctil de ocho pulgadas son buena muestra.

Para reforzar la seguridad, con detección con un radar de largo alcance en el parachoques delantero y una cámara en el parabrisas, el Kia Rio cuenta con la tecnología Drive Wise, que incorpora el sistema de mantenimiento de carril avisando al conductor para corregir la trayectoria, así como el sistema autónomo de frenado de emergencia, que al detectar posibles riesgos ayuda a evitar una colisión con otro vehículo o atropello de un peatón, o en caso de llegarse a producir, minimizar los daños lo máximo posible. La ayuda al aparcamiento con cámara de visión trasera, control de crucero o limitador de velocidad acentúan el interés por este modelo.

Kia ofrece cuatro opciones, dos ahorradores diésel y otras dos gasolina. El motor 1.0 T-GDI gasolina de tres cilindros y 100 CV es el más potente y, quizá, el más llamativo de la gama Rio por su equilibrio entre rendimiento y eficiencia. Sus 172 Nm de par le proporcionan unos decentes números en aceleración y prestaciones, sin renunciar a consumos contenidos (sin duda, la principal elección).

Como opción atmosférica en gasolina, Kia pone a disposición de los clientes el bloque 1.2 CVVT de 84 CV y 122 Nm de par máximo, donde prestaciones y consumos pasan a un plano más intrascendente.

Si lo que queremos es un motor diésel, la propuesta de la marca será un único motor 1.4 CRDi con dos potencias 77 CV y 90 CV. En cualquiera de ambas el consumo es el más bajo del modelo Rio, si bien las prestaciones del 77 CV se ven superadas con creces por su hermano mayor de 90.

Equipados todos ellos con transmisión manual, de 5 velocidades para los motores de gasolina y 6 velocidades para los motores diésel, permiten rápidos, a la vez que suaves, cambios de marcha, con alto grado de comodidad en la conducción y eficiencia en el consumo, llevando toda la potencia a las ruedas delanteras.

Los sistemas de suspensión, delantera independiente MacPherson y trasera de eje torsional, junto con una revisión de los muelles y amortiguadores respecto a la anterior generación, proporcionan una evidente mejora en comodidad, nobleza en sus reacciones y facilidad en el manejo.

Las cualidades dinámicas del Kia Rio no sobresalen por ser exageradas, pues no es esa su finalidad. Es un vehículo estable y con un puntito, eso sí, de alegría, previsible en sus reacciones, sorprendentemente confortable en marcha y con un tacto muy agradable que invita a conducir en todo tipo de carreteras.

El sistema de dirección asistida eléctrica concede una gran agilidad de respuesta y un completo control sobre el vehículo.

Inspirado en otras versiones GT de la gama de modelos Kia, próximamente se presentará el Rio GT-Line, variante de aire deportivo con detalles exclusivos tanto interiores como exteriores y un motor 1.0 T-GDi más potente unido a una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Una garantía de 7 años y un atractivo precio convierten a este cómodo y eficiente Kia Rio en una opción muy a tener muy en cuenta dentro del segmento B.

Para saber más