KIA SPORTAGE

31219

CUARTA GENERACIÓN DEL EXITOSO SPORTAGE, EL SUV DE KIA DISEÑADO Y PRODUCIDO EN EUROPA. CON MOTORES Y ACABADOS PARA TODOS LOS GUSTOS, PRECIOS AJUSTADOS Y UN DISEÑO CARGADO DE CARÁCTER, EL KIA SPORTAGE MEJORA EL CAMINO MARCADO POR SUS ANTECESORES. DE ESTAMPA RECONOCIBLE, NO PASA DESAPERCIBIDO Y CONSERVA LA ATRACTIVA IMAGEN DE SU PREDECESOR.

En esta nueva generación adopta la característica rejilla de Kia bautizada como “nariz de tigre”, que ya hemos visto en otros modelos. Junto con unos faros y paragolpes de nuevo diseño es en este deportivo frontal donde se observa la mayor diferencia respecto del modelo anterior.

El ligero descenso del techo hacia el portón trasero mantiene el aspecto deportivo del que ya gozaba el modelo y da paso a una parte trasera con bonitos faros unidos por una tira a lo ancho que, a la vez que llama la atención visualmente, acentúa la amplitud del vehículo.

Parte posterior del nuevo Sportage
Parte posterior del nuevo Sportage

Diseño más robusto e imponente que el anterior Sportage, infundiendo una gran sensación de estabilidad y seguridad.

Unos centímetros más que su antecesor, exactamente 4, llevan al actual modelo hasta 4,48 m de longitud. Lo mismo sucede con la batalla, que aumenta en 3 cm, siendo la distancia total entre ejes de 2,67 m. No ha variado la altura, de 1,63 m, ni la anchura, de 1,85 m.

Sin ser amplia, pues no llega a la decena, la gama de colores exteriores cubre la mayoría de las necesidades, con una paleta que reúne los más demandados.

Nuevo es también el interior; más elegante y moderno que, sin ser de lujo, sí que en él se aprecia un salto en la calidad. Aumenta también la cantidad de material aislante para reducir el ruido que llega del exterior y las vibraciones.

Sencillo y bien solventado, el salpicadero dispone de los mandos y botones bien colocados y son de acceso fácil para el conductor. Interruptores y pulsadores que tienen, a la vez, un buen tacto que deja sentir ese aumento de calidad general.

Tablero de a bordo
Tablero de a bordo

La visibilidad es correcta en todas las direcciones, con un completo abanico de ajustes, que podrán ser eléctricos en función del acabado, en los cómodos asientos de nuevo diseño. Rápidamente podremos adoptar una correcta postura al volante, que como acostumbran este tipo de vehículos es ya más parecida a un turismo que a un TT e incluso que a un monovolumen.

Volante multifunción
Volante multifunción

Aunque obligados a levantar los pies un poco más de la cuenta debido a la altura del vehículo y al abultado cerco que encontramos en el umbral de la puerta, el acceso al interior no es incómodo, ganando también el suelo interior 40 mm extra en altura para las piernas.

Los asientos traseros gozan de un destacado espacio, tanto en su altura al techo -que mejora en 16 mm- como en espacio para las piernas, mejorando también en 7 mm; con la ventaja, además, de que los respaldos se pueden reclinar desde 23 grados hasta 37 grados desde la parte inferior del asiento, otorgando una mayor flexibilidad que aumenta, asimismo, el bienestar. Y aunque el tercer ocupante de las plazas traseras no viaje con la comodidad de las plazas exteriores, en este modelo se puede sentir casi un privilegiado, pues es uno de los más espaciosos del segmento.

Acompañando a esta cómoda y espaciosa zona de pasajeros, los 503 litros que ofrece el maletero del Kia Sportage (491 con rueda de repuesto) deberían ser suficientes para acoger el equipaje de todos ellos. Esta capacidad la veremos crecer hasta unos estupendos 1.480 litros si abatimos los asientos (proporción 60/40).

Tal y como hemos comentado anteriormente con los acabados, el equipamiento, sin ser de lujo, resulta atractivo en toda la gama.

BASIC. Sistema de audio con conexión AUX + USB, faros antiniebla delanteros, retrovisores exteriores eléctricos, llantas de aleación de 16”, mandos de control de audio en el volante, aire acondicionado, Bluetooth, elevalunas eléctricos delanteros, elevalunas eléctricos traseros y dirección asistida eléctrica.

CONCEPT. Volante y palanca de cambios en piel, barras de techo, luces de circulación diurna con tecnología LED, sensores de aparcamiento traseros y control de crucero con límite de velocidad.

DRIVE. Navegador 2.0 con cámara de asistencia al estacionamiento y servicios de conectividad Tom Tom, pantalla multifunción de 7”, panel de instrumentos tipo supervisión de 4,2”, cargador USB en las plazas traseras, retrovisor interior electrocrómico, acabado de puertas en piel sintética, asistente dinámico para luces de carretera, sistema de asistencia de mantenimiento de carril, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, retrovisores exteriores plegables y calefactables con intermitente incorporado, ópticas traseras en combinación con tecnología LED, sensor de lluvia, sensor de luces, climatizador automático bizona y llantas de aleación de 17”.

EMOTION. Tapicería de piel, pantalla multifunción de 8”, sistema de audio Premium con 8 altavoces JBL, sistema de botón de arranque electrónico con llave inteligente, sensores de aparcamiento delanteros.

GT LINE. Esta versión, desarrollada para quienes buscan un plus más dinámico y visual, añade al equipamiento anterior pedales deportivos, cargador de teléfono móvil inalámbrico (sólo en motores de 177 y 185 CV), techo solar panorámico (menos en el motor 132 CV), faros antiniebla delanteros con tecnología LED, molduras laterales cromadas, faldón delantero, faldón trasero, doble tubo de escape, llantas de aleación de 19” y levas de cambio en el volante.

Espacio interior
Espacio interior

Las opciones propuestas por Kia son escuetas y no están disponibles para todos los acabados y motores:

Para el acabado Concept sólo nos da la posibilidad de añadir el Navegador 2.0 con cámara de asistencia al estacionamiento y servicios de conectividad Tom Tom, pantalla multifunción de 7”, sensor de luces y antena de techo con forma de aleta de tiburón.

En el acabado Drive podremos añadir al equipamiento de serie faros Bi-xénon adaptativos y lavafaros, pero sólo en el motor de 132 CV.

Y para el más alto de gama, GT Line, como extra se puede seleccionar el Pack Luxury manual con los motores 1.6 TGDI y 2.0 de 136 CV y 185 CV, que incluye sistema de asistencia de frenada de emergencia –colisión frontal-, sistema de detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero y portón trasero de manos libres.

Este mismo pack en cajas automáticas para los modelos 1.6 TGDI y 2.0 de 185 CV añade el sistema automático de asistencia al estacionamiento.

El nuevo Kia Sportage es también un coche conectado y así lo demuestra con los diferentes servicios orientados al conductor que ofrece el sistema de navegación con los Servicios de Conectividad de Kia, incluyendo actualizaciones de tráfico en tiempo real, localización de avisos y controles de velocidad o búsquedas locales y previsiones meteorológicas, todo ello gestionado por TomTom (sistema gratuito en Europa durante los 7 años siguientes a la compra del vehículo).

Tomando como base la mayoría de los motores de la generación anterior, Kia han introducido en ellos una gran cantidad de modificaciones y mejoras para adaptarlos a la normativa Euro 6 y aumentar sus prestaciones.

Novedad en este Sportage es el motor de gasolina 1.6 Turbo GDI de 177 CV, que asociado al acabado GT Line forma una de las opciones más deportivas del modelo. Completa la gama en gasolina el motor 1.6 GDI de 132 CV disponible exclusivamente con tracción delantera y cambio manual y en todos los acabados excepto el GT Line.

Como no podía ser de otra manera, en nuestro mercado será frecuente ver en la calle el económico motor diésel 1.7 CRDI de 115 CV heredado de la tercera generación -versión cedida por Kia en acabado Emotion para la realización de la prueba-. Si bien, tampoco sería mala elección el renovado 2.0 CRDI de 136 CV (también disponible con 185 CV), que gracias a sus mejoras crece en prestaciones y reduce el consumo y nivel de emisiones.

Manual y automático de 6 velocidades o con doble embrague de 7 velocidades; éstas son las cajas de cambio utilizadas en la nueva generación del Kia Sportage.

Motorización ECO Dynamics
Motorización ECO Dynamics

Disponible únicamente con el motor 1.6 Turbo GDI de 177 CV, la nueva caja de cambios con doble embrague DCT, aprovechándose de una mayor rapidez en los cambios de marcha que la caja automática tradicional, ofrece una conducción plácida y confortable en modo automático, que se transforma en una experiencia con un toque deportivo cuando seleccionamos el modo manual.

Está disponible en versiones 4×2 y 4×4 ligadas a ciertos motores y acabados. En un segmento en el que la mayoría de los vehículos con tracción a las cuatro ruedas apenas saldrán del asfalto, su máxima aspiración en conducción off-road será circular por pistas de tierra y caminos mal asfaltados, encargándose de mantener la estabilidad y la tracción en todo momento, aportando un alto nivel de agarre.

En consonancia con el resto del vehículo, la suspensión y amortiguación también han sido mejoradas: la delantera mediante una serie de modificaciones en la situación de los anclajes, y con unos rodamientos y casquillos más rígidos, y la trasera con un ajuste especial y una extensión más larga de los amortiguadores, que eliminan ruidos de roce de neumáticos y vibraciones, redundando en una mayor estabilidad y calidad de rodadura. No falta una precisa y suave dirección de asistencia eléctrica, demasiado suave en mi opinión.
Suspensión delantera independiente con subchasis, columnas McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores de gas y barra estabilizadora.

Las reacciones son las normales de este tipo de vehículos, ya que no ha sido diseñado para una conducción rápida y ágil, sino más bien para ofrecer seguridad en condiciones atmosféricas y firmes desfavorables.

Con un chasis más resistente gracias al uso de Acero Reforzado de Alta Tensión en un 51% (frente al 18% empleado en la tercera generación), mejora la rigidez torsional hasta en un 39% respecto a la versión anterior.

Está equipado de serie con airbags frontales de conductor y acompañante y airbags delanteros laterales y de cortina en las dos filas de asientos. También son de serie otros elementos de seguridad como el sistema de ayuda de arranque en pendiente (HAC), el sistema de gestión de estabilidad (VSM), el asistente de conducción con tráiler (TSA), la activación del parpadeo de luces de freno en caso de frenada de emergencia (ESS), el control de freno en descenso (DBC), el sistema de control de presión de neumáticos, el sistema de control de tracción (TSC) y el programa electrónico de estabilidad (ESC).

En acabados superiores o de forma opcional encontraremos además elementos como el sistema de asistencia de mantenimiento de carril, faros delanteros adaptativos, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, sistema de detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero o asistencia de frenada de emergencia.

La capacidad de frenada mejora también al anterior modelo al disponer éste de unos discos de mayor tamaño y unas pinzas y muelles de retorno de las pastillas de nuevo diseño.

Para saber más: