La formación como elemento clave para enfrentarse al desafío de los nuevos automóviles

5719

Consecuencias económicas de las novedades en reparación en el XVII Ciclo de Conferencias de la Cátedra CESVIMAP de la UCAV

CESVIMAP ha regresado a su esencia en la XVII jornada del Ciclo de Conferencias de la Cátedra CESVIMAP de la Universidad Católica de Ávila. Un abarrotado auditorio del Palacio Los Serrano disfrutó de la especialización en reparación de carrocería y pintura del centro. Juan Montes, Federico Carrera y Pablo López, referentes del centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE, han efectuado un análisis económico de la repercusión de los nuevos materiales y productos que se emplean en carrocería –aceros, aceros de alta resistencia, aluminio, plásticos, fibra de carbono…– y pintura –tricapas, mate, vehículos con varios colores, etc. –.  Así, en el caso concreto de los plásticos, su reparación es medioambientalmente beneficiosa, puesto que se reduce la generación de residuos, y además también los costes se ven aliviados; en el caso concreto de la fibra de carbono, el ahorro global en reparación oscila entre un 93 y un 96%.

¿Cómo afectan las nuevas carrocerías al taller de reparación?

A medida que se incrementa la resistencia del acero disminuye su reparabilidad. De hecho, los aceros más resistentes (al boro) no se pueden reparar ni estirar en bancada, por lo que si la pieza está afectada hay que sustituirla. Para ello serán necesarias herramientas especiales, que requieren la formación de los operarios e información del fabricante.

0

Si la carrocería es de aluminio, habrá que tener en cuenta que no se puede estirar en bancada y que las piezas de fundición y los perfiles extruidos tampoco se podrán reparar. Además, el taller requerirá un área específica para aluminio y  herramientas especiales; y, por supuesto, formación e información.

En pintura, se han destacado las adaptaciones que se demandan al taller para hacer frente a nuevas tecnologías de pintado como los colores tricapa o mate. Las tendencias estéticas de los fabricantes de automóviles tienen un reflejo directo en un aumento de costes en el repintado. Por ello, el taller se ve obligado a buscar un control de los costes. ¿Cómo? Procurando pagar menos por los materiales, siempre que sea posible, trabajando con marcas de pintura más baratas o reciclando productos. Otra vía decisiva es el empleo de productos eficientes: masillas de bajo peso específico, aparejos húmedo sobre húmedo, imprimaciones en spray, barnices elásticos, etc.

De reciente aparición es la posibilidad, de importancia creciente, de ahorrar operando sobre el coste energético del taller. El coste energético de los elementos de secado, como cabinas o IR es el más importante en el área de pintura, de ahí que cualquier disminución en su tiempo de uso influya de manera notable en los gastos del taller. Así han surgido novedades como en los barnices que pueden secar completamente a temperatura ambiente o en cabina, mediante secado rápido.

Otras maneras de rentabilizar en el área de pintura requieren actuar sobre la formación, el mantenimiento de equipos e instalaciones, invertir en herramientas y manejar herramientas de valoración como el baremo de pintura de CESVIMAP.

Alberto Sastre, director técnico de industrias y adhesivos de SIKA, han animado la jornada con dos didácticas ponencias sobre las características, fiabilidad y funcionalidad de los adhesivos en automoción (SIKA). Por su parte, Vicente de las Heras, director de asistencia técnica Iberia de BOSCH, incidió en la importancia de la formación en materia electromecánica en el panorama actual, donde las novedades tecnológicas se suceden con gran velocidad.

Compartir