Las ITV suspenden a un 12% más de turismos por defectos graves de carrocería

4919

Los defectos en la carrocería del vehículo detectados por las ITV españolas experimentaron un nuevo incremento en 2016 frente a las cifras de 2015. Según explica la red de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst, los defectos graves en turismos, constitutivos de rechazo en la Inspección Técnica de Vehículos, aumentaron el 12%, mientras que el crecimiento de los leves superó el 7%.

Cada vez son más los vehículos que no pasan la ITV a la primera por defectos en la carrocería. En 2016, el conjunto del parque de vehículos inspeccionado —lo que incluye a motocicletas, turismos, vehículos industriales, autobuses y agrícolas— presentó 3,40 millones de defectos de carrocería, de los que 2,87 eran de carácter leve y 531.000 eran defectos de carrocería graves.

En términos porcentuales, estas cifras suponen un incremento del 7,3% en los defectos de carrocería leves frente a los datos de 2015 y una subida aún mayor, del 11,1% en el caso de los defectos graves. Estos incrementos son aún más relevantes si cabe cuando en el periodo 2011-2015, los defectos leves ya habían aumentado un 42% y los graves, un 17%, según recuerda CertifiedFirst.

Si nos centramos en el segmento de turismos, también se observa un significativo incremento en los defectos de carrocería detectados en las ITV. En 2016, los defectos leves encontrados en turismos y 4×4 ascendieron a casi 1,7 millones, un 7,4% más que un año antes. Mientras, en el caso de las deficiencias graves, pasaron de 219.000 a 255.000, lo que significa un incremento de casi el 12%.

“La importancia de la carrocería del vehículo va más allá de la parte meramente estética. Su conservación tiene mucho que ver con la seguridad, la aerodinámica o el consumo, cuestiones que a todos nos preocupan”, señala Jordi Ortega, responsable de la red de talleres expertos en chapa y pintura CertifiedFirst.

Los defectos en la carrocería del vehículo detectados por las ITV españolas experimentaron un nuevo incremento en 2016 frente a las cifras de 2015. Según explica la red de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst, los defectos graves en turismos, constitutivos de rechazo en la Inspección Técnica de Vehículos, aumentaron el 12%, mientras que el crecimiento de los leves superó el 7%.

Cada vez son más los vehículos que no pasan la ITV a la primera por defectos en la carrocería. En 2016, el conjunto del parque de vehículos inspeccionado —lo que incluye a motocicletas, turismos, vehículos industriales, autobuses y agrícolas— presentó 3,40 millones de defectos de carrocería, de los que 2,87 eran de carácter leve y 531.000 eran defectos de carrocería graves.

En términos porcentuales, estas cifras suponen un incremento del 7,3% en los defectos de carrocería leves frente a los datos de 2015 y una subida aún mayor, del 11,1% en el caso de los defectos graves. Estos incrementos son aún más relevantes si cabe cuando en el periodo 2011-2015, los defectos leves ya habían aumentado un 42% y los graves, un 17%, según recuerda CertifiedFirst.

Si nos centramos en el segmento de turismos, también se observa un significativo incremento en los defectos de carrocería detectados en las ITV. En 2016, los defectos leves encontrados en turismos y 4×4 ascendieron a casi 1,7 millones, un 7,4% más que un año antes. Mientras, en el caso de las deficiencias graves, pasaron de 219.000 a 255.000, lo que significa un incremento de casi el 12%.

“La importancia de la carrocería del vehículo va más allá de la parte meramente estética. Su conservación tiene mucho que ver con la seguridad, la aerodinámica o el consumo, cuestiones que a todos nos preocupan”, señala Jordi Ortega, responsable de la red de talleres expertos en chapa y pintura CertifiedFirst.

Compartir