Las luces de largo alcance antideslumbrantes de HELLA ofrecen al conductor más tiempo de reacción

5719

1,4 segundos adicionales de tiempo de reacción

Los faros inteligentes LED de luces de largo alcance antideslumbrantes mejoran la seguridad de los conductores. Este es el resultado de un estudio llevado a cabo por la Universidad Técnica de Giessen (Alemania) en colaboración con la Iniciativa Luces. Visión. Seguridad. Comparando estos faros con las luces de cruce convencionales, los conductores que utilizan luces de largo alcance antideslumbrantes detectan imprevistos 32 metros antes o 1,4 segundos más rápido cuando conducen a una velocidad media de 80 km/h.

El estudio subraya la importancia de contar con un buen sistema de iluminación, especialmente en los meses de otoño e invierno, cuando los conductores experimentan condiciones de poca luz con más frecuencia. Las luces de largo alcance antideslumbrantes permiten a los conductores utilizar la iluminación de forma permanente al salir de la ciudad. Su funcionamiento está basado en una cámara colocada detrás del parabrisas, en la base del espejo retrovisor, para detectar los vehículos que van delante en el mismo carril y los vehículos que se aproximan por detrás, una información que pasa a la unidad de control de los faros. De esta manera, el sistema forma una zona de túneles oscuros dentro del cono de luz de forma dinámica que “aísla” o “excluye” a los vehículos en tiempo real.

Los estudios muestran que sólo un 5% de los conductores utilizan la función manual de las luces de largo alcance. Muchos de ellos ni siquiera las utilizan, aunque las condiciones de tráfico se lo permitan. “No usan las luces de largo alcance porque simplemente es más cómodo”, añade Steffen Pietzonka desde HELLA; la única razón es porque normalmente los conductores tienen que cambiar a las luces cortas unos segundos después al cruzarse con otro vehículo. “Esto es peligroso, ya que circular a una velocidad de 80 km/h es suficiente para no ver correctamente y no tener tiempo de reaccionar ante los posibles contratiempos. Las luces de largo alcance antideslumbrantes permiten al conductor un tiempo adicional de reacción a la vez que descansan la vista en los trayectos largos”, explica el especialista de luces de HELLA.

modelo_basico-HELLA

El estudio llevado a cabo por la Universidad Técnica de Giessen confirma los resultados de un análisis de la Universidad Técnica de Darmstadt en 2013, que se llevó a cabo en “condiciones de laboratorio” en una pista de aviación. Las medidas que se tomaron en aquel momento revelaron que los objetos a un lado de la carretera eran detectados 1,3 segundos más rápido o 30 metros antes con los faros de larga distancia antideslumbrantes que con unos faros de luces cortas convencionales, a una velocidad de 80 km/h. El nuevo estudio confirma de nuevo esta hipótesis, pero esta vez en condiciones de conducción por carretera. A lo largo de un tramo de prueba de once kilómetros al sureste de Giessen, Alemania, situaron a diez peatones y animales salvajes de cartón. El conductor del vehículo de prueba tenía que presionar un botón en el volante, tan pronto como viese algo. Comparado con unas luces cortas convencionales, los objetos fueron detectados 32 metros antes de media con las luces largas. Esto equivale a un tiempo de reacción adicional de 1,4 segundos cuando se circula a 80 km/h, segundos que pueden ser críticos para la detección anticipada de potenciales peligros y que el conductor pueda responder en consecuencia.

Los meses más oscuros presentan un riesgo más elevado para los conductores. Las cifras de accidentes publicadas por la UDV (Investigación de Accidentes de las Aseguradoras Alemanas) así lo confirman. En 2014, cuatro de cada cinco peatones que murieron en las carreteras alemanas lo hicieron al anochecer o en plena noche. Además del uso de chalecos reflectantes, la UDV recomienda a los conductores que se informen de los nuevos sistemas de iluminación cuando compran un vehículo nuevo.

Compartir