Los rechazos en la ITV por defectos graves de iluminación siguen creciendo

20519

La crisis económica vivida en España entre 2008 y 2014, año en que se sitúa su salida, ha tenido consecuencias que no se ciñen estrictamente al empleo o a la contracción del Producto Interior Bruto (PIB). Aspectos cotidianos como la forma de conducir de los españoles o de cuidado de nuestro vehículo estos últimos años suponen el impacto lógico de esta crisis. 

Han sido tres años consecutivos de crecimiento del PIB (+1,4% en 2014, +3,2% en 2016 y 2015) y de la renta disponible (+3,25% en 2014, +4,40% en 2015 y +4,28% en 2016). Sin embargo, no se tiene más sensibilidad hacia el adecuado mantenimiento del vehículo. El estado de los sistemas de iluminación del parque, fundamentales para la seguridad vial, ha empeorado.

El número de turismos rechazados en la ITV por defectos graves de iluminación ha aumentado. De 823.069 vehículos, en 2014, a 889.464 en 2015 y 984.717 en 2016. Es decir, en tres años los rechazos de vehículos en la ITV por la gravedad de sus defectos de iluminación ha crecido un 19,6%.

Si nos centramos en los defectos leves de iluminación, se ha pasado de 3.313.197 vehículos, en 2014, a 3.524.801, en 2015 y 3.817.049, en 2016. Así, los defectos leves de iluminación detectados por las ITV en turismos han crecido un 15,2%.

La calidad del sistema de iluminación y señalización de los turismos es fundamental para garantizar la seguridad de los peatones y del resto de vehículos de las carreteras.  

Compartir