Los usados despiden 2016 con una subida del 8%

1619

La subida estimada para los vehículos de ocasión en 2016 es del 8%, más de 1,9 millones de unidades, alcanzando niveles de ventas precrisis. Las operaciones con seminuevos triplican en crecimiento a los de mayor antigüedad y los vendedores profesionales se afianzan, en un mercado dominado históricamente por los particulares, según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM).

Esta tendencia al alza está en línea con la evolución positiva del mercado de nuevos, que termina el año con un incremento del 10% y un volumen sobre 1.140.000 unidades, consecuencia de la finalización del Plan PIVE en julio. Las ventas VO/VN en 2016 se mantienen como el año pasado en 1,7 vehículos usados por cada uno nuevo.

Ganvam afirma que en 2016 se ha consolidado un cambio de tendencia, convirtiendo a los seminuevos en protagonistas del mercado. Los usados más antiguos –que todavía representan el 55%– cierran el ejercicio creciendo a un ritmo del 13%, mientras que los más jóvenes lo hacen al 35%.

Un mercado cada vez más profesionalizado

Paralelamente, en este 2016 se consolida también la figura del vendedor profesional en un mercado donde todavía el 59% de las operaciones las realizan los particulares. Sin embargo, durante este año, se ha registrado un incremento en operaciones a través de concesionarios o compraventas (el vendedor profesional ha crecido, con un aumento del 23% en la recta final del año).

El perfil del comprador de VO, en 2016 es un particular en el 85% de los casos –un 8,9% más-, pero también las empresas utilizan el mercado de usados como la solución para renovar las flotas a precios asequibles (una subida del 44,2%).

Los precios de VO vuelven a la normalidad, según datos de Eurotax. En este sentido, los seminuevos recuperan sus valores de mercado ante al nuevo, que deja de estar incentivado, manteniéndose a cierre de año en unos 16.400 euros, alrededor de un 40% menos que uno a estrenar. En los usados de más de diez años, su valor sube muy ligeramente, en torno a 4.000 euros, cerca de un 80% más barato que el nuevo. En este ejercicio, los usados con una media de cinco años –considerados los más atractivos por su relación calidad/precio- se estabilizan en torno a 12.900 euros, un 60% más barato que si se compra sin matricular.

Cataluña y La Rioja no suben

Todas las comunidades autónomas, excepto Cataluña y La Rioja, registran incrementos en sus ventas de usados, siendo Castilla-La Mancha, con un aumento del 11%, la de mayor incremento en 2016. Después, Baleares y Andalucía, con un aumento del 10,2% y del 9,9%, respectivamente, seguidas de Comunidad Valenciana Extremadura y Murcia, con una subida del 7,6% cada una, por delante de Castilla y León (+7,4%), Canarias (+7,1%), Asturias (+6,9%) y Navarra (+6,4%). Los menores incrementos vendrán de la mano de Galicia (+5,6%), Cantabria (+5,4%), País Vasco (+3,1%), Aragón (+1,7%) y la Comunidad de Madrid (+1,0%).