MERCEDES BENZ C CABRIO

14319

DE LÍNEAS MUSCULOSAS Y CON UN INNEGABLE ASPECTO DEPORTIVO, EL MERCEDES-BENZ CLASE C CABRIO MANTIENE LA SILUETA DE SU HERMANO, EL HERMOSO COUPÉ DE LA CLASE C.

Curiosamente, con una gran experiencia en modelos descapotables, hasta ahora la marca nunca había tenido uno dentro de su Clase C, por lo que ésta es su primera generación.

Un revelador frontal, con grandes tomas de aire, una gran estrella en la parrilla de efecto diamante -también de dimensiones considerables- y unos faros de elegante, a la vez que agresivo, diseño nos ponen en antecedentes de lo que podremos llegar a encontrar bajo el largo capó.

Vista frontal
Vista frontal

Las prolongadas líneas laterales, muy marcadas y musculosas, proclaman su personalidad a los “cuatro vientos”, y nunca mejor dicho pues, si con la capota podemos disfrutar de un bello y dinámico coupé, sin ella se convierte en un elegante cabrio con el que nos invadirá una gran sensación de libertad.

Elegante cabrio
Elegante cabrio

Y así llegamos a un diseño trasero que enamora, una zaga en ligero descenso, unos rasgados pilotos con tecnología LED perfectamente integrados en el conjunto y un deportivo paragolpes, que se encarga de redondear la gran presencia del Mercedes Clase C Cabrio, muy parecido al que encontramos en el espectacular clase S Cabrio.

Línea posterior
Línea posterior

Sin duda, la agresividad de la parte delantera contrasta con la armonía que se respira en la trasera, creando un equilibrio de formas que no podemos dejar de admirar.

Este Cabrio de la clase C comparte dimensiones exteriores con el C Coupé, salvo la altura, que es 4 mm mayor en el primero, algo imperceptible. Así, la longitud total es 4.686 mm, la anchura 1.810 mm y la altura 1.409 mm, con una distancia entre ejes de 2.840 mm.

Pinturas estándar, metalizadas y con acabado especial “designo” componen la paleta de una docena de colores disponibles. Igualmente, la capota se comercializa en cuatro colores y dos modelos. De serie, un único color negro y, opcionalmente, marrón oscuro, rojo, azul y también negro, pero en esta ocasión todas ellas insonorizantes para una mayor comodidad.

El color blanco de la carrocería, combinado con la capota en color rojo, asientos en cuero rojo y paquete AMG Line de la unidad que nos cedió Mercedes-Benz para la prueba le sentaba de maravilla, siendo el foco de atención allá por donde pasaba.

Por cierto, prueba que realizamos con unas condiciones atmosféricas en las que nos encontramos algunos días de lluvia y en la que pudimos comprobar que la capota está perfectamente diseñada para no dejar pasar una sola gota de agua al interior.

El habitáculo, plagado de detalles exclusivos, materiales nobles y un extraordinario confort, nos invita a disfrutar de su interior. Los cómodos asientos deportivos de diseño integral se sitúan en una posición baja, incrementando la sensación de deportividad, a la vez que cumplen a la perfección su cometido, proporcionando la máxima sujeción.

Resulta muy fácil hacerse a los mandos del Clase C Cabrio; una distribución orientada hacia el conductor y su instintivo manejo así lo ratifican.

Un cuadro de instrumentos con información muy clara nos da paso a una consola central en la que predomina una pantalla multimedia de 8,4 pulgadas y desde la que se maneja el sistema de infoentretenimiento. Me gusta la poca cantidad de botones que hay y el aspecto de limpieza en la superficie que consigue.

De entre todas las personalizaciones del interior a las que podemos acceder, con gran variedad de colores y materiales, destaca el glamuroso acabado “designo”, donde el exclusivo tapizado en napa rojo Bengala/negro nos transporta a un ambiente de alta calidad y buen gusto.

Situado entre los asientos delanteros encontramos un panel táctil desde el que podemos manejar las funciones del sistema multimedia utilizando gestos con los dedos –reconociendo incluso caracteres especiales, números y letras escritos por nosotros mismos-. Justo por detrás de esté panel multitáctil se encuentran situados los mandos de accionamiento de la capota eléctrica, deflector AIRCAP y alzado de ventanillas.

A los asientos traseros, como en la mayoría de los modelos con dos puertas y carrocería tipo coupé, el acceso es un poco más engorroso, aunque en este caso el sistema EASY-ENTRY, que desplaza el asiento delantero con ayuda de un motor eléctrico, facilita esta acción. Una vez instalados, y aunque el espacio para las piernas y la anchura es inferior al disponible en su hermano Coupé, sus dos plazas traseras son cómodas. El respaldo de estos asientos es abatible de forma individual.

La capacidad del maletero es de 360 litros y se verá afectada en función de si circulamos sin capota o con ella, ya que al plegarse se almacena utilizando parte de éste, restando, aproximadamente, 75 litros de su capacidad total. Una pieza de plástico que se manipula de forma manual es la encargada de dividir el espacio reservado para la capota dentro del maletero.

El equipamiento, semejante al del Mercedes Clase C Coupé, incluye de serie llantas de aleación de 17”, faros LED High Performance, óptica trasera con tecnología LED, volante regulable en altura y profundidad, tren de rodaje AGILITY CONTROL de altura rebajada, asientos delanteros de diseño integral, dispositivo automático de acercamiento del cinturón de seguridad, volante multifunción de tres radios en cuero, asientos traseros individuales con respaldos abatibles, tapizado de asientos símil cuero ARTICO/tela negro, capota de lona automática en color negro, regulador de velocidad automático TEMPOMAT con función HOLD encargada de retener el vehículo sin necesidad de que el conductor pise el pedal del freno, función parada y arranque ECO, diferentes programas de conducción DYNAMIC SELECT, cambio automático 9G-TRONIC -salvo C 220d Cabrio y C 200 Cabrio, que es manual de 6V-, conexión automática de luces, freno de estacionamiento eléctrico con desactivación automática al ponerse en marcha, control de presión de los neumáticos, sistema de multimedia Audio 20 CD con display TFT de alta definición -apto para conexión a internet, integra radio, CD, conexión de dispositivos móviles a través de Bluetooth y funciones de navegación en combinación con otros equipos-, dos conexiones USB en consola central, panel multitáctil para manejar las funciones del equipo multimedia, ordenador de a bordo, tablero de instrumentos con display multifunción, retrovisores exteriores eléctricos, elevalunas eléctricos, luneta trasera de cristal calefactable, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, cristales calorífugos en todas las ventanillas, aproximador de cinturón de seguridad automático para conductor y acompañante, climatizador automático THERMATIC bizona…

Tecnología LED
Tecnología LED

Si por algo se caracteriza Mercedes-Benz es por la capacidad de equipar a sus vehículos con todo tipo de comodidades y detalles de lujo. Una oferta generosa que puede incluir: calefacción integrada en los reposacabezas delanteros –AIRSCARF-, tren de rodaje deportivo con dirección directa deportiva, sistema de sonido surround Burmester, luces de carretera automáticas Plus, Tempomat con regulación de distancia DISTRONIC PLUS, LED Intelligent Light System, AIRCAP -deflector de aire en el parabrisas delantero- o una capota insonorizante de lona con varias capas de materiales aislantes, entre muchos otros.

Además de elementos individuales, tendremos la posibilidad de optar por diferentes paquetes de equipamiento, también cargados de innovación y tecnología; sirvan como ejemplo el Paquete de asistencia a la conducción PLUS -con control de distancia DISTRONIC con piloto automático de dirección, control de ángulo muerto activo, detector de cambio de carril activo, sistema de aviso y protección ante colisiones traseras, piloto automático de dirección, servofreno de emergencia activo con función para cruces, asistente para frenadas de emergencia Plus para cruces, PRE-SAFE PLUS, sistema PRE-SAFE, freno PRE-SAFE-, el Paquete de aparcamiento -con cámara para visualización parte trasera con líneas de guiado dinámicas y ayuda activa para aparcar- o el Paquete de confort para Cabrio -con AIRCAP, AIRSCARF y calefacción eléctrica en asientos delanteros-.
Siempre conectado con el sistema opcional COMAND Online. Datos de navegación en tiempo real, teléfono, acceso a internet y un sistema de audio-vídeo sonido al más alto nivel se manejarán a través de una pantalla en color, alta definición y un tamaño de 8,4 pulgadas.

Con Remote Online y un Smartphone es posible estar siempre en contacto con nuestro vehículo y, por ejemplo, localizar exactamente el lugar donde está aparcado o controlar la apertura y cierre de las puertas.

20 segundos es el tiempo que tarda el Mercedes Clase C Cabrio en abrir o cerrar su capota de lona hasta una velocidad de 50 km/h, algo que no impide su manejo en ciudad.

Al circular a cielo abierto y accionar el interruptor AIRCAP -opcional- entra en acción una lama deflectora en el parabrisas y se extiende un paravientos integrado detrás de los reposacabezas traseros, reduciendo considerablemente el ruido y las turbulencias que percibirán los ocupantes.

Circular en cualquier época del año sin capota ya no será problema. Mercedes ofrece opcionalmente AIRSCARF, un sistema de calefacción integrada en los reposacabezas delanteros con salidas de aire que garantizan un total confort, incluso con bajas temperaturas. La intensidad es ajustable en tres niveles y la velocidad de salida del aire se adapta automáticamente hasta una velocidad de marcha de 120 km/h.

Calefacción integrada en los reposacabezas
Calefacción integrada en los reposacabezas

Un motor para cada paladar. Diésel de 170 CV y 204 CV y motores de gasolina que parten desde un “pequeño” 184 CV hasta el poderoso V8 de 510 CV de la versión más potente Mercedes-AMG C63 S.

El moderno motor diésel, disponible en dos niveles de potencia, hace gala de su fuerza en cualquier tipo de situación, con unos reducidos niveles de ruido y ajustado consumo.

Tanto en versiones propulsadas por sus ruedas traseras, como en combinación con la tracción integral 4MATIC, el motor diésel de 4 cilindros, incluso en su acabado menos potente de 170 CV, armoniza a la perfección con el carácter dinámico del Clase C Cabrio, destacando la suavidad de funcionamiento y lo agradable que resulta de conducir.

Ni que decir tiene que los motores de gasolina ofrecen prestaciones de auténtico deportivo, eso sí, sin olvidar la premisa del máximo confort, cualidad convertida en tradición por Mercedes-Benz.

Al igual que sucede con las motorizaciones diésel, el motor de 4 cilindros de gasolina, fabricado con materiales ligeros, inyección directa y turbocompresor; opera con una extraordinaria eficiencia, creando un gran equilibrio entre capacidad y diversión.

A partir de aquí, la decoración cambia y entramos en el exclusivo territorio de las altas prestaciones, donde los motores de 6 y 8 cilindros, acompañados de dos turbocompresores, harán las delicias de sus dueños, disfrutando de una impresionante suavidad de marcha, potencia a raudales y sonido irresistiblemente bello.

Tan sólo las versiones de acceso, C 200 Cabrio y C 220d Cabrio, cuentan de serie con una caja manual de 6 velocidades, si bien es verdad que, opcionalmente, también pueden adquirirse con el cambio automático con convertidor de par 9G-TRONIC de 9 velocidades.

El resto de versiones, tanto diésel como gasolina –salvo los modelos AMG más potentes con motor V8, que incorporan el cambio 7G-TRONIC PLUS de 7 velocidades-, cuentan de serie con el mismo cambio automático 9G-TRONIC. Ambos cambios automáticos, desarrollados por la propia marca, ofrecen una gran comodidad en el manejo, con un funcionamiento rápido y casi imperceptible en el cambio de marcha.

Accionando el mando DYNAMIC SELECT se pueden activar cinco programas de conducción, que nos permiten personalizar nuestros gustos: Eco, Sport, Sport Plus y Comfort de forma predeterminada. A éstos hay que añadir un modo más, que ofrece la posibilidad de un ajuste totalmente personalizable. En función del programa seleccionado se adaptan diferentes parámetros del cambio automático 7G-TRONIC PLUS y 9G-TRONIC, del motor, de la dirección y del tren de rodaje -en combinación con el paquete dinámico AIRMATIC opcional-.

La tracción integral 4MATIC, disponible solamente para los acabados C 220d y AMG C43, cuenta con una distribución permanente de la fuerza entre el eje delantero y el eje trasero en proporción 45:55, que aumenta la estabilidad y el agarre en cualquier situación y tipo de conducción, sobre todo en calzadas en malas condiciones y terrenos resbaladizos.

Con el tren de rodaje AGILITY CONTROL el Mercedes Clase C Cabrio ofrece un gran equilibro entre confort y efectividad. La rebaja del tren de rodaje en 15 mm respecto de la berlina aporta al C Cabrio un mayor dinamismo, que junto a un buen comportamiento de la suspensión, dotan al modelo de una gran estabilidad, sin apenas balanceos laterales.
Si además nuestra unidad cuenta con la suspensión neumática AIRMATIC y su sistema de amortiguación progresivo totalmente automático, el comportamiento será aún mejor, adaptándose a cada situación y al estado de la carretera.

En el apartado de seguridad, todos los Mercedes Clase C Cabrio cuentan con un completo equipamiento de serie que incluye, como destacados, airbags de conductor y acompañante, airbags de cabeza -integrados en el borde superior de las puertas, en la línea de cintura-, airbags laterales, airbag de rodillas para el conductor, ADAPTIVE BRAKE -con ayuda al arranque en pendiente-, ATTENTION ASSIST -encargado de detectar síntomas de cansancio del conductor y avisar mediante señales ópticas y acústicas-, COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS -avisando de la cercanía de un vehículo precedente o un obstáculo, forzando el frenado y reduciendo la velocidad si el conductor no reacciona-, asistente dinámico en curvas ESP y capó activo como protección para peatones.

Además de todo este equipamiento ya citado, Mercedes-Benz, bajo el nombre de “Intelligent Drive”, aúna todo un conjunto de tecnologías inteligentes que tienen por finalidad la asistencia al conductor. Así, elementos como la cámara estereoscópica, radares de corto y largo alcance, sensores de ultrasonido, radar multimodo y cámara de 360º intervienen directamente en numerosos sistemas de seguridad: DISTRONIC PLUS con servodirección inteligente, Stop&Go Pilot, servofreno de emergencia BAS PLUS, sistema de protección de los ocupantes PRE-SAFE, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, PRE-SAFE® PLUS con funciones ampliadas, ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC o el asistente para señales de tráfico son una buena muestra de ello.
Sin duda, el Mercedes-Benz Clase C Cabrio es un coche para admirar y que te miren.

Para saber más