Neumáticos en buen estado, fundamentales

6119

Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con el firme. Por tanto, tienen un impacto directo sobre las prestaciones del automóvil y su traslado a la carretera, su eficiencia medioambiental y, finalmente, las máximas garantías de seguridad al volante.

Con motivo del Día Europeo sin Muertes en la Carretera, 21 de septiembre, la Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho, y su homóloga europea ETRMA (European Tyre and Rubber Manufacturers’ Association), informa a los conductores de la crucial importancia de los neumáticos para la seguridad vial. “Es fundamental prestar la máxima atención a los neumáticos, tanto a la hora de elegir los más adecuados para cada vehículo como en la necesidad de realizar un mantenimiento periódico de los que ya están en uso para garantizar que siempre se encuentran en perfectas condiciones de servicio” José Luis Rodríguez, Director del Consorcio del Caucho.

neumaticos

Son tres los aspectos cruciales de la etiqueta europea del neumático, introducida en el mercado en 2012: resistencia a la rodadura, adherencia sobre mojado y nivel de ruido. Estos valores explican al automovilista los beneficios que aporta cada neumático en términos económicos, medioambientales y de seguridad. Cuanto mejor es el comportamiento en cuanto a resistencia a la rodadura, menores son las emisiones de CO2 y el consumo de combustible; las características de agarre tienen un impacto directo en seguridad: cuanto mejores sean, más fácil será detener el vehículo si el firme no está seco.

Al comprar neumáticos nuevos, los conductores deben ser conscientes de que la tecnología permite maximizar el rendimiento y seguridad en condiciones desfavorables de conducción como las que se producen en invierno. Asimismo, y dependiendo del lugar, el uso de neumáticos de invierno es obligatorio en determinados países.

Mantenimiento de los neumáticos, clave en seguridad

Cuando se trata de mejorar la seguridad vial, comprar los neumáticos más adecuados es sólo la mitad del trabajo. La otra mitad recae íntegramente en el conductor, pues resulta vital que mantenga los neumáticos en buen estado, particularmente en niveles de presión.

Unos neumáticos correctamente inflados ofrecen un mejor comportamiento y un consumo de combustible óptimo. Por todo ello, para mantener la seguridad en carretera, y para maximizar las prestaciones y vida útil de las cubiertas, es recomendable comprobar los niveles de presión mensualmente con un manómetro correctamente  calibrado. También, que no presentan desperfectos (grietas, fisuras, daño lateral…) y, por descontado, que la profundidad del dibujo de las cubiertas se mantiene dentro de los límites legales (1,6 mm para turismos, según la legislación europea).

La industria del neumático tiene un compromiso con la seguridad, por lo que difunde la importancia de las mejores prácticas de mantenimiento de los neumáticos y su almacenamiento y vida útil, entre comerciantes, autoridades y consumidores.

 

Compartir