Nissan avisa del incremento de las reparaciones de poca calidad en la reparación de parabrisas

18819

Es previsible que las reparaciones de poca calidad de parabrisas aumenten debido al creciente número de sistemas de ayuda avanzada al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés) integrados en el cristal. Los expertos de posventa de Nissan han confirmado que al menos uno de cada cinco parabrisas que examinan actualmente requiere tareas de reparación posteriores. La razón son las fijaciones mal realizadas o una calibración imprecisa de la tecnología de seguridad instalada detrás del cristal. La mayoría de operadores móviles son incapaces de calibrar con precisión los parabrisas tras una reparación o sustitución del parabrisas en carretera.

El mayor uso de las tecnologías de ayuda al conductor situadas en el parabrisas hará crecer más esa cifra, afectando a compañías aseguradoras y a conductores.

Los parabrisas modernos son cada vez más importantes para el diseño y la seguridad de los vehículos, muchos sistemas de ayuda inteligente al conductor funcionan mediante cámaras y sensores instalados en las zonas acristaladas.

Más del 40 % de sustituciones o reparaciones del parabrisas requieren experiencia técnica relacionada con la calibración de las cámaras y los sensores. Resulta vital para la seguridad del cliente y la integridad del vehículo que las operaciones de reparación y calibración se lleven a cabo de manera precisa y correcta. Actualmente los coches tienen más cristal que nunca, la zona acristalada total del vehículo medio ha aumentado más de un 15 % desde el año 2000. Sin embargo, su grosor ha disminuido a menos de 4 mm en algunos casos, para reducir el peso total y limitar así las emisiones de CO2.   

El estado del parabrisas está actualmente incluido en todas las revisiones obligatorias anuales de seguridad en los mercados europeos. Desde el punto de vista de la compañía aseguradora, la calidad, la consistencia y la eficiencia de la reparación tiene efectos en la satisfacción del cliente y en el coste de la póliza. Los estándares de integridad y seguridad del vehículo han de permanecer inalterados mediante reparaciones de alta calidad. Siempre es preferible reparar que sustituir, cuando sea posible. El personal de los talleres ha de estar equipado y formado para reparar o sustituir y recalibrar todas las tecnologías.

CESVIMAP forma sobre sustitución de lunas y la calibración posterior de cámaras y radares. En el transcurso de un día se imparte el contenido teórico necesario sobre los sistemas ADAS –funcionamiento, tipos de sensores, aplicaciones…– y los alumnos realizan posteriormente la parte práctica. Como esta parte es fundamental –para su aplicación posterior en sus lugares de trabajo– se destina el 80% del tiempo total.

  

Compartir