Retroquelado del número de bastidor: influencia en la labor pericial

5.60919

UNO DE LOS ASPECTOS MÁS DETERMINANTES EN LA PERITACIÓN DE UN VEHÍCULO ES SU CORRECTA IDENTIFICACIÓN PARA PODER ASEGURAR, DESDE TODOS LOS PUNTOS DE VISTA, LA VALORACIÓN DEL SINIESTRO. POR OTRO LADO, LA IDENTIFICACIÓN DE LOS VEHÍCULOS ES UNA DE LAS VERIFICACIONES QUE SE REALIZAN EN LAS ESTACIONES DE LA INSPECCIÓN TÉCNICA DE VEHÍCULOS (ITV), TANTO EN INSPECCIONES PERIÓDICAS COMO EN EXTRAORDINARIAS

Jose-Antonio-Maurenza-PDF-ALTA-CESVIMAP-94-44En las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos, la identificación de un vehículo se amplía al ámbito de su seguridad, pues hablamos de verificar la correcta realización de reformas de importancia que, en la mayoría de las ocasiones, afectan a cambios de piezas o elementos de la estructura que tienen troquelado el número de bastidor. Tal como dice su manual de procedimiento, “la ITV debe garantizar en todo momento que el vehículo sea correctamente identificado para evitar cualquier confusión o equívoco en relación a su identidad”.

Localización del VIN

El VIN puede ser localizado en diferentes partes del vehículo; sin embargo, a efectos de identificación, tanto en la ITV como en la peritación, el número de bastidor, ha de estar troquelado en la carrocería del vehículo. Debe ser verificado y fotografiado por el perito tasador.

Por regla general, se encontrará troquelado en piezas de chapa, en el lado derecho de la carrocería. Torretas de suspensión, chapa salpicadero y piso del habitáculo en el lado del acompañante son lugares habituales; sin embargo, en determinados casos está en otros sitios, algunos de ellos comprometidos ante un impacto –como el faldón trasero–, otros con acceso más complicado para su visualización y fotografiado –túnel central, piso maletero, bajo los asientos traseros, en los pilares, etc.–.

El número de bastidor también se puede encontrar impreso en los adhesivos de la carrocería (placa del constructor, adhesivos portadatos o en la luna parabrisas).

Este número de bastidor debe ser comprobado y coincidir con la documentación del vehículo (Permiso de Circulación y Ficha Técnica).El medio de identificación del vehículo es a través del VIN troquelado en una pieza de la carrocería. Si no se produjera coincidencia, estaríamos ante una irregularidad administrativa, que puede llevar, incluso, a la inmovilización del vehículo.

[gap height=”15″]

A efectos de ITV y valoración

Dos aspectos afectan al número de bastidor en la inspección técnica de vehículos: el primero de ellos, relacionado con las inspecciones periódicas, el segundo, con las inspecciones no periódicas, por ejemplo el caso que nos ocupa, vinculadas con aspectos que afectan bien al propio número, bien a la carrocería o a las piezas de la carrocería donde se encuentra troquelado.

La estación de ITV debe comprobar el permiso de circulación y la tarjeta de ITV, cotejándolo con el número de bastidor troquelado en la carrocería.

94_peritos_cuadro1

Si, por cualquier motivo, no se presenta el permiso de circulación, puede ser sustituido por la fotocopia correspondiente, debidamente comprobada, o por el volante justificativo al que hace referencia el artículo 9 del RD 2042/94 (retirada del permiso de circulación por la autoridad), en el que debe constar fecha de primera matrícula y servicio que presta, o bien una nota simple de antecedentes, emitida por la Jefatura Provincial de Tráfico.

Se identificará mediante inspección visual el número de bastidor, comprobando:

  • Su existencia.
  • Su estado (legible, manipulado, incompleto).
  • Su coincidencia con el número de bastidor que aparece en la documentación.

La imposibilidad de comprobar cualquiera de los puntos anteriores dará origen a la calificación de defecto grave. En este sentido, el manual de procedimiento no deja lugar a dobles interpretaciones: “Todo vehículo, a efectos de identificación, deberá llevar un número identificativo grabado y troquelado, inscrito de forma indeleble en el bastidor, estructura autoportante o cualquier otra estructura análoga”.

El no cumplimiento de este precepto nos remite al segundo caso de inspección; es decir, la inspección no periódica que, por regla general, puede venir derivada de:

Un problema administrativo, como errores en la documentación e, incluso, en el troquelado original del VIN. En estos casos, la posible valoración no se verá afectada, pues la modificación del número de bastidor no se deriva de un siniestro o de cualquier otro suceso que deba ser indemnizado por la compañía de seguros. La detección de estos errores administrativos muchas veces se debe a la intervención de un perito que, tras un siniestro, procede a la comprobación del número de bastidor.

Un siniestro donde se producen daños en las piezas que tienen troquelado el VIN. Su sustitución implica seguir el procedimiento establecido en el manual de reformas de importancia, en el grupo número 1 correspondiente a la identificación. El procedimiento será el mismo cuando se sustituya una pieza o el conjunto de la carrocería. Será necesario presentar la documentación reflejada en la tabla 1.

En este caso, cuando el nuevo chasis, la carrocería o la pieza no tengan grabado el número de bastidor se troquela el nuevo número. Esta pieza se retroquela con el número de bastidor antiguo, seguido de una “R”. El retroquelado se realiza siguiendo lo establecido en la directiva 76/114/CEE en materia de caracteres, secuencia y tamaño.

 

94_peritos_cuadro3

El tercer supuesto se da cuando se producen modificaciones que afectan a la identificación del vehículo. Ocurre cuando, por el robo del vehículo o por cualquier otro tipo de siniestro, el número de bastidor es dañado o, incluso, desaparece en su totalidad, pero no se actúa sobre la pieza en la que va troquelada. Desde 1981, todos los vehículos europeos y norteamericanos incorporan el VIN como principal elemento de identificación.Se retroquela el número de bastidor por ausencia, deterioro, desaparición o modificación del número de bastidor.

Al no haber sustitución de pieza alguna, se retroquelará el mismo número de bastidor sin añadir carácter alguno y previa autorización del órgano competente correspondiente. La documentación a presentar será la reflejada en la tabla 2.

94_peritos_cuadro2

Actuación del perito

La principal premisa que debe seguir cualquier perito es identificar, en todas sus actuaciones, el vehículo. No sólo comprobará la placa de matrícula, sino también verificará el número de bastidor, tanto en la documentación del vehículo como con la del seguro, que afecta al vehículo y al siniestro.

Las herramientas de valoración reflejan la importancia del número de bastidor. Tanto Audaplus como GT-Estimate disponen de aplicaciones que facilitan, gracias al número de bastidor, la identificación total del vehículo en marca, modelo, versión y equipamientos. La nueva utilidad de Audaplus y de GT-Estimate permiten que el perito conozca el número de bastidor del vehículo con sólo introducir su matrícula.

Vehículos sin número de bastidor por reparaciones anteriores, modificaciones en el VIN en vehículos procedentes de robo o, simplemente, tener que valorar el coste del procedimiento administrativo de la realización de la reforma de importancia y la correspondiente inspección, son ejemplos del valor de una correcta identificación del VIN.

Para Saber Más…

Área de Peritos peritos@cesvimap.com

[icon type=”vector” icon=”momizat-icon-earth” size=”16″ hover_animation=”border_increase”]www.gtmotive.com

www.audatex.es

@revistacesvimap