Técnicas correctas para pintar en el verano

8819

En verano, las altas temperaturas, junto con incrementos en la humedad o muy poca humedad pueden condicionar el pintado. El aumento de los riesgos para el pintado con estas condiciones meteorológicas se pueden reducir con estos pasos que ofrece Standox:

Elegir la combinación adecuada de endurecedor y diluyente. Para evitar problemas de secado y asegurar un resultado impecable en brillo y flujo, se debe elegir productos de secado más lentos. En los envases de endurecedores y diluyentes de Standox aparecen directrices de la temperatura, ayuda a la elección correcta.

Tener en cuenta la humedad. En algunas regiones, el verano implica niveles de humedad altos, que pueden afectar a la base bicapa al agua. Los pintores necesitarán menos agua desionizada para  preparar la pintura. En un ambiente cálido y seco, la pintura de base agua seca muy rápidamente; la pintura aplicada no se integra adecuadamente y puede dar lugar a opacidad. El ajuste correcto del producto mantendrá la pintura húmeda el tiempo suficiente durante la aplicación para la correcta homogenización de la superficie. También, el uso de un pico de fluido más grande. En las fichas técnicas aparecen valiosos consejos de aplicación para los diferentes aditivos.

Pintar por la mañana. Es aconsejable realizar los trabajos de pintura más grandes o más exigentes por la mañana, cuando todavía hay un poco más de fresco. Se planificará el uso de la cabina de pintura con cuidado, según la previsión del tiempo, teniendo en cuenta las temperaturas extremas.

Usar una banda para recoger el sudor. Si se trabaja con máscara de respiración –en lugar de un casco de protección completo– la banda elástica en la frente es una manera simple y eficaz de prevenir que las gotas de sudor caigan sobre la pintura fresca y arruinen un trabajo casi terminado.