Toyota RAV4 2018

34336

TOYOTA, LA PRIMERA MARCA EN INTRODUCIR LOS VEHÍCULOS HÍBRIDOS EN EL MERCADO DE MASAS, FUE TAMBIÉN PIONERA EN EL EXITOSO SEGMENTO DEL CROSSOVER, PONIENDO A LA VENTA EL PRIMER TOYOTA RAV4 (RECREATIVE ACTIVE VEHICLE, CON TRACCIÓN A LAS 4 RUEDAS) HACE 24 AÑOS, MODELO QUE HA ESTRENADO ESTE AÑO UN RELAJADO LAVADO DE CARA EN SU CUARTA GENERACIÓN, PRESENTADA EN 2016 Y PIONERA EN LA HIBRIDACIÓN DEL SEGMENTO SUV.

El actual modelo de este todocamino tiene un aire más fresco y líneas más modernas, incluyendo nuevos grupos ópticos, que opcionalmente pueden ser de LED, unidos por una pequeña parrilla que lleva incrustado un logo con ganas de ser el centro de atención con sus bordes azulados y una parrilla frontal baja de grandes dimensiones.

Con prácticamente las mismas dimensiones que su antecesor, reduce su peso en 90 kg respecto a éste y crece en altura (1705 mm) y volumen del maletero, definiéndose así como un vehículo perfecto para escapadas y excursiones en familia, no sólo por su amplitud, que con una longitud de 4605 mm y 1845 mm de anchura lo convierten en un vehículo muy confortable en todas sus plazas, sino también por la versatilidad de los asientos, ya que éstos son también reclinables en las plazas traseras.

Otra novedad la tenemos en sus tintes, ya que sustituye el rojo Burdeos por el rojo Tokio, un tono más juvenil que se suma a otros 8 colores (blanco perlado, plata luna, marrón ébano, azul medianoche…), todos ellos más en línea con la sobriedad de este modelo, la cual se percibe también en su estética interior. De ésta podemos destacar la consola central, que llama claramente la atención al acceder al habitáculo. Disfruta de una pantalla táctil de 7”, rodeada de botoneras: los comandos de audio, navegación o configuración, a ambos lados, y los de clima en la parte inferior.

Consola central

Sin duda, el toque de elegancia se lo da la costura central sobre el cuero que recorre todo el salpicadero, separando la zona superior de unos botones poco accesibles durante la conducción donde se seleccionan los modos de conducción, se acciona la calefacción de los asientos delanteros en las gamas más altas (Feel y Executive) y también se hallan la toma de corriente de 12V, el usb y las entradas auxiliares.

Tablero de a bordo y puesto de conducción

Para los amantes de la conducción, el RAV4 incluye el Sistema de Conducción Dinámica Integrada (IDDS), que combina la dirección, el control de estabilidad y el control dinámico del par motor para que, en función de la adherencia detectada en cada eje, sea capaz de transferir par motor al posterior cuando el delantero no sea capaz de asumir la potencia entregada. Este sistema de tracción, conocido como E-Four, aprovecha de la forma más inteligente la tecnología híbrida de Toyota para ofrecer una reacción inmediata.

Esto va sumado a su, cada vez más exitoso, motor híbrido (elegido por más del 80% de los compradores de un RAV4), el RAV hybrid, con 155 CV de potencia máxima, que hace del RAV4 un vehículo ágil, silencioso y eficiente, con un consumo homologado de 5 litros/100 km.

Motorización híbrida

Otras opciones de motorización que nos sigue ofreciendo son un motor diésel (RAV4 150D), que únicamente se comercializa con tracción delantera (4×2), y un motor gasolina (RAV4 150) con tracción AWD (4×4).

El nuevo RAV4 mantiene sus cuatro niveles de equipamiento: Business (comercializado únicamente como vehículo de flota), Advance, Feel y Executive.

Para la versión Feel se añade como opción de personalización,el Pack Black, un paquete que le da un toque más atractivo, pintando las carcasas de los retrovisores y protectores inferiores en color negro, el mismo tono de las llantas específicas Style de 18”.

Otras opciones, ya disponibles anteriormente, son el sistema multimedia y de navegación Toyota Touch 2 & Go, que permite conectarse a internet a través de un Smartphone para tener información de tráfico, meteorológica o acceso a Twitter en su pantalla táctil de 7”, pudiendo además enviar mensajes a través del sistema manos libres o reproducir los recibidos; también sigue la opción del techo solar eléctrico.

Se pueden sumar a la configuración del RAV4 otros paquetes de accesorios, como son el paquete Preferred Accesory, que incluye alfombrillas de moqueta en las zonas del habitáculo y de carga, red de carga envolvente y kit de primeros auxilios, paquetes de alfombrillas de tapeta o goma y bandejas protectoras de zona de carga, denominados Carpet Mat, Four Season Mat/Liner, o All Weather Line, o dos tipos de paquetes denominados Protection, en los que se incluyen seguros de aleación para las ruedas, molduras laterales de carrocería, guardabarros y protectores para el borde de las puertas o la red de carga envolvente y barras transversales portaequipaje.

Enfocado en la seguridad, el RAV4 incorpora su sistema “Toyota Safety Sense”, asistencias para mejorar la seguridad en la conducción entre las que destacan el sistema de advertencia de colisión, el sistema de frenado autónomo de emergencia, el sistema de Seguridad Pre colisión-Detector de peatones (PCS) de Toyota, la Asistencia al Arranque en pendiente (HAC), Avisador de cambio involuntario y de mantenimiento de carril, denominado por Toyota (LDA), el control de crucero adaptativo y un novedoso sistema de visión 360º incluido únicamente en el equipamiento Executive que, con la combinación de imágenes de cuatro cámaras, situadas una a cada lado del vehículo (una delantera en la parrilla central, una trasera en el portón y las laterales colocadas en los retrovisores), nos permite una visión panorámica de nuestro coche en la pantalla interior central.

La valoración de estos ADAS, tras realizar nuestros ensayos para su evaluación con un Toyota RAV4 2.5 Hybrid AWD Feel, es muy satisfactoria. Esta versión está equipada con Sistema de Seguridad Pre colisión-Detector de peatones (PCS), Avisador de cambio involuntario y de mantenimiento de carril (LDA), sistema de reconocimiento de señales de tráfico (RSA), que te avisa al rebasar el límite de velocidad marcado por la señal, control de crucero adaptativo para mantener siempre la distancia de seguridad con el vehículo delantero o sistema de ayuda al arranque en pendiente, entre otros. 

Sistemas ADAS

El sistema PCS, que combina la utilización de una cámara y un radar delanteros, en conducción urbana, es capaz de avisar y frenar sin colisionar al detectar delante un coche, manteniendo una distancia de seguridad en torno a un metro con respecto al vehículo de delante, una distancia adecuada para evitar que ambas partes se asusten. Aunque la detección de motos para este sistema no es tan eficaz como en el caso de los coches, sí que lo es para la detección de peatones a velocidades urbanas, evitando atropellos mediante aviso y frenado del vehículo.

En cuanto al sistema LDA, de aviso de cambio involuntario de carril, a velocidades interurbanas es capaz de avisar tanto acústica como visualmente de la invasión del carril contrario antes de pisar la línea, así como de corregir su trayectoria al comenzar a invadir el carril contrario.

Además de estos, incluye otros sistemas de ayuda a la conducción como el encendido automático de luces de cruce-carretera o el aviso de descanso, que analiza el comportamiento del conductor y le avisa de la necesidad de parar a descansar.

Para campo, ciudad, carretera o montaña, el Toyota RAV4 es la mejor elección para los amantes de la aventura, a los que les gusta dar un paso más en la conducción eficiente y respetable para el medio ambiente.

Para saber más