Valorar los daños en el taller: Todo ventajas

54619

ANTES DE REPARAR UN VEHÍCULO ES CONVENIENTE REALIZAR EN EL TALLER UN AVANCE DE VALORACIÓN DE LOS DAÑOS QUE PRESENTA, ASÍ COMO SEGUIR LA REPARACIÓN A LO LARGO DEL PROCESO. AUMENTA, DE ESTE MODO, EL NÚMERO DE REPARACIONES, CONTANDO CON LOS MISMOS MEDIOS Y PERSONAS Y MANTENIENDO LA CALIDAD DEL SERVICIO.

jose IgnacioPor José Ignacio Díaz Rodríguez

Cuando se hace referencia a la valoración de daños en automóviles, automáticamente, pensamos en el trabajo realizado por los peritos de seguros de automóviles para calcular el importe de la reparación. Sin embargo, existen otras valoraciones hechas con distintos fines, como las efectuadas por los tasadores de vehículos de compañías de gestión de flotas, las que permiten conocer el valor de restos y piezas reutilizables en los desguaces o las que se realizan en los talleres de reparación de chapa y pintura para elaborar el presupuesto –pueden estar basadas también en la labor del perito–. Nos centramos en ese último tipo de valoraciones, las contempladas por el taller, más rentables y que optimizan su capacidad productiva: instalaciones, equipos y personal.

Ventajas para el taller

Realizar un avance de valoración de daños antes de reparar permite organizarse mejor. Se conocen de antemano qué operaciones (sustitución, reparación, desmontajes y montajes, verificaciones y pintura) son necesarias y sobre qué piezas del vehículo. También, el recambio y los tiempos totales y parciales que invertirá cada área del taller.

Con la valoración, se agiliza la petición de recambio
Con la valoración, se agiliza la petición de recambio

Pero, ¿qué otras ventajas le proporciona al taller la realización de peritaciones?

Planificación eficiente

Una correcta planificación de citas asegura que el taller está preparado para abordar la reparación el día fijado para la entrada del vehículo, evitando tiempos de espera y cumpliendo el día acordado de entrega al cliente.

Así, se sabe en todo momento la disponibilidad para citar nuevos vehículos sin que se produzcan acumulaciones en el acceso a cualquier área productiva del taller. Es decir, que todos los vehículos pasen de carrocería a pintura y viceversa en el tiempo programado y permite al cliente seguir utilizando el coche si el daño que tiene no se lo impide.

Recambios, a punto

En una valoración de daños completa se identifica la referencia y el precio del recambio, con lo que se puede tener prevista su adquisición para la entrada del vehículo en el taller. Esto evita retrasos en la reparación, así como facturación elevada por petición urgente.

Control de tiempos de trabajo

Otra de las variables, perfectamente establecida con la valoración de daños, es el tiempo de reparación total y el invertido en cada área del taller: mecánica, carrocería y pintura.Elaborar el presupuesto reduce el trabajo administrativo.

Además, se puede planificar el tiempo que debe emplear cada uno de los operarios que intervienen en la reparación. Conocidos estos tiempos, es más eficaz la organización de instalaciones, equipos y herramientas (bancada, máquinas de soldadura, planos, cabinas…), ya que se puede establecer el tiempo que se va a utilizar para cada vehículo.

Procedimiento ágil

La elaboración del presupuesto, por otra parte, reduce el trabajo administrativo.

En un único proceso de valoración de daños del vehículo, se dispone del listado del recambio para su petición, así como las operaciones de carrocería, pintura y mecánica, lo que permite obtener las hojas de taller y órdenes de reparación para que cada operario que participa en ella conozca el trabajo exacto a realizar con la asignación de tiempos.

Si se cuenta -como cada vez es más frecuente- con un sistema informatizado de peritaciones (Audatex, GT Estimate, DAT…) todas las variables de reparación se obtienen automáticamente (aunque algunas partidas se hayan marcado manualmente), lo que disminuye el tiempo de realización de la valoración de daños.Con la peritación de los daños, se planifica el tiempo de cada operario que interviene en la reparación.

Cuando el taller también dispone de un programa de gestión (DMS, Dealer Management System), importando los datos del sistema informatizado de peritaciones, se genera toda la documentación necesaria y permite su consulta en cualquier terminal.

Ventajas para el cliente

Hay una serie de variables que los clientes demandan cuando van a realizar una reparación de su vehículo. La elaboración del presupuesto ayuda a ello en gran medida.

Respuesta eficaz

Disponer de la peritación de los daños del vehículo permite que todos los cálculos necesarios se realicen de forma sencilla y eficaz, asegurando la precisión de los datos obtenidos. Además, al quedar todo el proceso documentado, el taller está en disposición de responder a las preguntas demandadas por el cliente. Todo ello hace que la calidad que percibe, durante el proceso de cita, la valoración de daños y la entrega supere sus expectativas.

El cliente queda satisfecho con la planificación efectuada en el taller
El cliente queda satisfecho con la planificación efectuada en el taller

Confianza

Ya se trate de un cliente particular, de una empresa de gestión de flotas o de una compañía de seguros, se incrementa el factor confianza, ya que el taller conoce su capacidad de producción y el estado de la reparación en cada momento, lo que garantiza las fechas de entrega.

Con grandes clientes, flotas de vehículos y garantías, el hecho de que el taller elabore la valoración de daños permite realizar comparaciones utilizando las mismas variables y facilita el acuerdo.

Últimamente, algunas compañías de seguros están dejando esta tarea en manos del taller, para que la realice de acuerdo a unas reglas previamente acordadas.

En definitiva, la valoración de daños en el taller es la hoja de ruta del vehículo por sus instalaciones, incluyendo todos los datos necesarios para que el proceso de reparación sea lo más eficiente posible.

Para Saber Más…

Área de Peritos. peritos@cesvimap.com

CESVITECA,biblioteca on line de CESVIMAP www.cesvimap.com

@revistacesvimap