WLTP, método de medición del consumo de combustible y de las emisiones de CO2

6936

En septiembre de 2017 entró en vigor a nivel europeo un nuevo ciclo de homologación para la medida de emisiones y consumo de combustible. Se trata del ciclo WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure).

El ensayo WLTP introduce unas condiciones de medida del consumo de combustible y de las emisiones de CO2 más realistas que la prueba de laboratorio, conocida por las iniciales NEDC (New European Driving Cycle). Proporciona una base más precisa para calcular el consumo y las emisiones de CO2 de un coche.

Es de aplicación a todos los nuevos tipos de vehículos homologados en Europa. Y en septiembre de este año será obligatorio para todas las nuevas matriculaciones

El ensayo de laboratorio obsoleto, el denominado Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC), fue diseñado en la década de los 80. Debido a la evolución de la tecnología y de las condiciones de conducción, se ha quedado arcaico en la actualidad. Por ello, la Unión Europea ha desarrollado una nueva prueba denominada Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros (WLTP). La industria del automóvil europea ha contribuido activamente a su desarrollo.

Problemática para el consumidor

Todo vehículo fabricado hoy en día va acompañado de un certificado de conformidad que incluye los valores de CO2 basados en el ensayo NEDC. Basándose en este documento oficial, que podría describirse como el certificado de nacimiento del coche, el vehículo puede ser matriculado en cualquier lugar de Europa.

Durante el período de transición de NEDC a WLTP, de septiembre de 2017 a septiembre de 2018, los vehículos homologados con antelación seguirán teniendo valores de CO2 tal y como los mide el ensayo NEDC. A partir de 2017, cuando un automóvil nuevo sea homologado, sus documentos oficiales reflejarán los valores de emisiones de CO2 del nuevo ensayo de laboratorio WLTP y del antiguo (NEDC).

Esto significa que a partir de septiembre de 2017 un mismo coche podrá tener dos valores diferentes. Esta situación dificulta la comparación de los vehículos. ¿Cómo se integrará el ensayo WLTP en el etiquetado de los vehículos y en el resto de información facilitada al consumidor?

Impuestos

La mayoría de los Estados miembros de la UE aplican actualmente algún tipo de impuesto basado en el CO2 por la matriculación y/o propiedad de automóviles. Estos sistemas tributarios se basan en los valores de CO2 de la prueba de laboratorio que pueden encontrarse en el certificado de conformidad del vehículo.

En el período transitorio, algunos vehículos en el mercado sólo tienen valores de CO2 asociados al ciclo NEDC, mientras que los vehículos homologados más recientemente exhibirán tanto los valores WLTP, como los valores correlacionados de NEDC relativos al CO2.

Así, hoy, por ejemplo, podríamos tener dos vehículos de la misma clase y en el mismo segmento de precio en diferentes concesionarios, con un valor de 130 g de CO2/km utilizando la antigua prueba NEDC, o de 160 g CO2/km si es ensayado bajo el nuevo procedimiento WLTP.