CESVIMAP pide más formación en una jornada de la Asociación Española del Transporte

La jornada “El taller conectado en el transporte por carretera”, organizada el 14 de octubre por la Asociación Española del Transporte (AET), fue inaugurada por el Director General de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).

La necesaria unión de la cadena de transporte con la de automoción fue uno de los motivos por los que la Asociación Española del Transporte (AET) convocó a ambos sectores. Abrieron la jornada José Trigueros, presidente del Instituto de la Ingeniería de España (IIES), lugar del encuentro, y José María Pérez Revenga, presidente de la AET. La conexión y la digitalización fueron reivindicados como el futuro en el mantenimiento de los vehículos industriales, que representa el 8% de los costes en los que incurren las empresas del transporte por carretera de nuestro país.

Francisco Javier Alfonso Peña, responsable de Marcas de Vehículos y Redes de Talleres de CESVIMAP, destacó como principales retos del sector del transporte la descarbonización y la conectividad, retos que se verán legislados en la regulación europea que regirá tras la finalización del Reglamento UE 461/2010 de la Comisión -mayo de 2023-. Coexistirán nuevos acuerdos verticales en el sector, donde se van incorporando vehículos eléctricos e híbridos (de momento en furgonetas de reparto) en esta tendencia hacia la descarbonización -reducción del desgaste y mantenimiento necesario con propulsiones más ecológicas-. A su vez, cobrarán más importancia las flotas y plataformas agregadoras, se facilitará y digitalizará el acceso a la información generada por el vehículo, y los sistemas de asistencia a la conducción (ADAS) continuarán aumentando su presencia​.

El especialista de CESVIMAP incidió en la oportunidad de negocio que se abre para el sector del vehículo industrial, que requerirá personal cualificado con una adecuada formación tanto para el técnico de carrocería como para el de reparaciones mecánicas y eléctricas. Con la digitalización, se accede de forma remota al vehículo y a los hábitos de uso del conductor -aspecto que ya se está aplicando en la conducción de turismos-. El diagnóstico remoto permite también gestionar mejor las garantías, pedir recambios con anticipación y, en definitiva, tener parado el camión durante menos tiempo, lo que se traduce en rentabilidad. Con una capacitación profesional se gestionará de modo más eficiente el negocio.

De los aproximadamente 7.000 talleres que reparan vehículo industrial, 1.300 son especialistas y la posventa tiende hacia un menor número de decisores. Por otra parte, el precio en el recambio no es el único decisor -como mostró al público congregado Francisco Javier Alfonso Peña, sino la disponibilidad y rapidez en la entrega.

Jaime Moreno, representante del Gobierno, subrayó durante su intervención la importancia de los talleres de reparación para garantizar la movilidad eficiente de la flota de vehículos dedicada al transporte de mercancías y pasajeros en España. “El dato que se genera en el vehículo y la tecnología de conectividad son fundamentales para que los talleres mejoren el servicio que prestan a las empresas de transporte”, señaló Jaime Moreno. En este sentido, animó a los talleres a avanzar en el proceso de digitalización de sus empresas y a interesarse por las ayudas incluidas en los Fondos Next Generation.

Carlos Calleja, director de Desarrollo de Negocio de Groupauto Unión Ibérica (GAUIb), explicó el modelo de digitalización de los talleres miembros de Top Truck, la red de reparadores de vehículo industrial. La digitalización del taller de vehículo industrial puede maximizar la rentabilidad de la empresa reparadora de estos vehículos, ayudándoles a gestionar de forma óptima los mantenimientos de sus flotas. La digitalización del taller de vehículo industrial tiene que ser eficiente y escalable, contribuir a la rentabilidad de la empresa de reparación de camiones y autobuses y asumir volúmenes de trabajo cada vez mayores. “Y eso solo es posible mediante herramientas electrónicas que optimicen la gestión centralizada de los mantenimientos y reparaciones de las flotas de vehículos de sus clientes”.

Antonio Atiénzar, presidente de la Comisión de Vehículo Industrial de CETRAA (Confederación Española de Talleres de Reparación), reclamó también el aumento en formación, reivindicando la figura del aprendiz en el taller, aspecto que se puede lograr mediante la Formación Profesional Dual.

Sergio Dorantes, CEO de la consultora D&B Consulting, explicó cómo la diagnosis era la solución de los problemas de muchos talleres, independientes o pertenecientes a concesiones; así como pidió un cambio en los mecanismos de trabajo, la manera de concebirlos como empresa y el equipo humano.

Gerrie Geeraerts, Regional Sales Manager and Operations Leader de ZF Group (Wabco), explicó en su ponencia cómo en el futuro estará todo conectado. Ello servirá para el control de mayor número de vehículos, una seguridad integral y el paso previo hacia la conducción autónoma. Por ello, “hace falta la unión de todos los actores en la conectividad” reclamó.

Gonzalo Elósegui, director de TIP Europe, enumeró los diferentes mantenimientos por los que han pasado los vehículos (del correctivo, al programado, preventivo, proactivo y, actualmente, conectado y proactivo). Basado en algoritmos, este mantenimiento permite trabajar de un modo más económico y programado, por lo que reclamó en el taller la figura del planificador.

Luis Marcos y Samuel Marqueta, responsables de Strink Solutions & Deister, añadieron la escucha activa que requiere un DMS, como parte operacional del negocio, y forma de mejorar la CX, o experiencia del cliente. “No se trata solo de recoger una infinidad de datos, sino de pensar qué datos necesitamos o si son adecuados los KPI que recogen. Se trata de profesionalizar el ciclo de vida del dato”.

Por último, José Ángel García, de ESP Solutions, explicó a los presentes la transición ecológica de su empresa, que espera llegar a 2025 con el 80% de sus camiones propulsados mediante GNL. La apuesta que tomaron hace años por este combustible se ha visto respaldada ante la crisis de las materias primas, reduciendo en aproximadamente el 72% las intervenciones de estos vehículos en el taller.