Hacia la seguridad obligatoria

3437

LOS FABRICANTES PARECEN HABER ENCONTRADO EL IMPULSO QUE NECESITABAN PARA HACER QUE SU MARCA SE DISTINGA DEL RESTO. COMO SI DE UNA CARRERA POR ENCONTRAR LA PIEDRA FILOSOFAL SE TRATASE. LOS SISTEMAS DE AYUDA A LA CONDUCCIÓN, ADAS, COPAN LAS INNOVACIONES TECNOLÓGICAS DEL SECTOR; LA PUBLICIDAD Y, CON ELLA, EL ANHELO DE LOS CONSUMIDORES DE TENER UN VEHÍCULO CAPAZ DE HACER DETERMINADAS FUNCIONES POR SÍ MISMO, COMO, POR EJEMPLO, APARCAR, MANTENER LA TRAYECTORIA O FRENAR DE MANERA AUTÓNOMA. LA LEGISLACIÓN AL RESPECTO YA ESTÁ EN MARCHA.

Quizá, esta revolución tecnológica en los vehículos podría asimilarse a la llegada del smartphone al mercado: no lo tienes, pero vamos a hacer que sientas que lo necesitas; y, realmente, hoy no podemos vivir sin smartphone, igual que en unos años no podremos vivir sin ADAS.

Como es lógico, esto no pasa desapercibido para la Administración, que ha visto la manera de continuar legislando en la línea de la reducción de accidentes, cuando parecía que se había estancado todo. Al igual que las novedades tecnológicas en materia de seguridad de los años 80, 90 y 2000 se han ido haciendo obligatorias (ESP, cinturones de seguridad, o cristales de seguridad), parecía lógico y previsible que estos ADAS se pudieran convertir en obligatorios en un futuro próximo. Además, en los últimos meses hemos escuchado un interés, por parte de la DGT, en hacer determinados ADAS obligatorios, lo que ha generado un debate popular en la misma línea que cuando se instauró el carnet por puntos.

Borrador del nuevo Reglamento de Seguridad General.

Lanzado en mayo de 2018, ya está disponible el borrador del nuevo Reglamento de Seguridad General. Dicho reglamento, que será obligatorio a nivel europeo, derogará el Reglamento 661/2009, donde se hacían imperativos, desde el 1 de noviembre de 2014, algunos mini-ADAS, entre otros, el uso del TPMS (sistema de control de presión de neumáticos), indicador de cambio de marchas para los turismos y LDW (advertencia a la salida de carril) y FCW (advertencia de colisión frontal) para camiones y autobuses; y se mete de lleno al meollo.

El nuevo Reglamento de Seguridad General, RSG de aquí en adelante, hace obligatorios determinados ADAS, que actualmente se comercializan en algunas gamas de vehículos, y otros que, de momento, no son muy populares.

Está previsto que se publique en el Diario Oficial de la Unión Europea en breve, pero, de momento, CESVIMAP ha analizado dicho documento y aquí os contamos los cambios que introduce. 

Resumen de obligaciones y requisitos técnicos

Los vehículos de motor (todos, salvo motos) estarán equipados con los siguientes sistemas avanzados:

  1.  Asistente de velocidad inteligente.
  2.  Interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque.
  3.  Sistema de monitorización de la somnolencia y de la atención del conductor.
  4.  Reconocimiento avanzado de distracciones.
  5.  Señal de frenado de emergencia.
  6.  Detector de marcha atrás.
  7.  Frenado autónomo de emergencia.

Los requisitos técnicos para cada sistema están clasificados por categoría de vehículos en los que será obligatorio, y son los recogidos en los cuadros adjuntos. Seguramente, a lo largo de este artículo, habrás pensado: “lo que se nos viene encima”, y reconozco que lo primero que se me vino a la mente cuando leí el reglamento fue que ya solo faltaba que el vehículo comunicase directamente las infracciones a tráfico; de momento no; pero parece que la Unión Europea va con todo en este asunto. Aunque por ahora no toda la tecnología que pasa a ser obligatoria está totalmente desarrollada, es cuestión de vida o muerte para los fabricantes adaptarse lo más rápidamente posible a ella, si quieren seguir vendiendo en el ámbito de la UE.

Probablemente, en una década, nuestro coche de combustión sin ADAS será un dinosaurio ante la imparable llegada de vehículos eléctricos e inteligentes. ¿O serán inteligentemente eléctricos? Esto daría para otro artículo, así que mejor no entrar.

Si se trata de un cambio legislativo lógico o de una vuelta de tuerca hacia la censura de la conducción, se verá con el tiempo. Yo diría que es un paso más hacia lo que tanta gente está esforzándose para conseguir: el coche autónomo