La especialización en peritación, ¿una asignatura pendiente?

12851

LA FORMACIÓN CAPACITA AL INDIVIDUO A ACCEDER Y/O MOVERSE DENTRO DEL MUNDO LABORAL. EN DETERMINADOS SECTORES, NO SE DEJA DE APRENDER DURANTE TODA LA VIDA, ACTUALIZANDO CONOCIMIENTOS O AMPLIÁNDOLOS A CAMPOS LIMÍTROFES. EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, ADEMÁS DE MEJORAR UNA HABILIDAD O POTENCIAR UNA ESPECIALIZACIÓN, CONTRIBUYE AL DESARROLLO PERSONAL

Dentro del colectivo pericial, el porcentaje de profesionales con formación o experiencia en el trabajo con vehículos industriales es sensiblemente inferior a aquellos cuya actividad se centra, fundamentalmente, en turismos y sus derivados.

Esta situación es un reflejo de las estadísticas del parque automovilístico español. En él el número de vehículos industriales (camiones, autobuses, remolques y semirremolques, maquinaria industrial y agrícola) es sensiblemente inferior que el de vehículos de turismo. Se estima en aproximadamente, el 20% del trabajo con industriales (concretamente camiones y maquinaria agrícola), aunque es muy superior el número de peritaciones e informes sobre turismos.

Ante eso, hay una pregunta  periódica (y frecuente) que recibimos en CESVIMAP desde diversos colectivos –pericial, universitario, etc. –: “¿Por qué debería formarme como perito de vehículos industriales?”.

La mejora continua significa adentrarse en nuevas áreas,  especializarse profundizando en un conocimiento específico y, así, perfeccionar las capacidades para el desempeño profesional. Valorar los vehículos industriales exige una metodología diferente porque ni las dimensiones ni el equipamiento es similar a peritar un turismo. Sus elementos mecánicos, carrocerías y forma de afrontar la reparación los hacen enormemente diferentes.  

Operaciones

La actividad principal de estos profesionales se centra, sobre todo, en elaborar peritaciones e informes técnicos relacionados con siniestros. El trabajo se puede desarrollar en todo tipo de vehículos y de máquinas, como de obras públicas, agrícolas… si bien, evidentemente, se realizan más trabajos para camiones.

 

La complejidad y, por tanto, el seguimiento y tiempo que precisa su análisis, especificidad de sus piezas, sistemas, o procesos los hace muy diferentes de reparación. Y también la forma de hacer las peritaciones –muy extensas en numerosos casos–, o de realizar el seguimiento y control de la reparación y los recambios.

Tras la necesaria recopilación de información –datos administrativos, datos identificativos y técnicos del vehículo a peritar, equipamiento del chasis-cabina, equipamiento del carrozado, pintura, estado de conservación…– el perito inspeccionará los daños. En esta fase, habrá de especificar qué elementos se deben reparar (junto con el tiempo estimado), qué elementos se sustituirán y los desmontajes necesarios para realizar otras reparaciones o verificaciones.

Debido a la complejidad que puede presentar la valoración de todas las piezas del vehículo industrial accidentado, el orden de la peritación que aconsejamos es:

Cabina -> Chasis -> Componentes mecánicos -> Carrozado -> Otros

Para obtener los precios de las piezas, si es recambio original puede acudir al precio proporcionado por el fabricante del vehículo o el proporcionado por los sistemas on line de peritación como Audatex. Si es de calidad equivalente a cualquier empresa que certifique su calidad.

Para obtener tiempos, puede acudir a los tarifarios oficiales publicados por los fabricantes, a Audatex o a tiempos medios, consensuados entre él y el taller, extraídos mediante una media de operaciones iguales.

En la peritación a veces puede ser necesario incluir alguna operación especial de montaje o desmontaje, como el desmontaje de la carrocería, la retirada por una grúa, etc. 

Otros colectivos

Hace unas décadas, el conocimiento se adquiría mediante el trato continuo con los profesionales de los talleres, añadiendo el estudio autodidacta, o la lectura, principalmente, de publicaciones especializadas. Tampoco existían referencias ni sistemas informatizados de peritación, por lo que la información referente a los chasis, los carrozados y las cabinas carecía de cualquier referencia de tiempos.

Con el paso del tiempo, existen cursos de especialización sobre camiones y carrocerías, con un resultado indudablemente positivo. Al ampliar el conocimiento sobre la diversa tipología de vehículos existente permite desarrollar la profesión y trabajar por toda España o internacionalmente.

Debido a este mayor conocimiento, se amplían las  actividades que técnicamente se pueden desarrollar: como acudir a juicio como perito especialista para analizar causas de siniestros, sobre todo en casos de especial complejidad. También, a requerimiento de diferentes estamentos oficiales, fabricantes de vehículos y de maquinaria, para establecer las causas en siniestros, realizar investigaciones de accidentes o participar en el desarrollo de nuevos productos. 

No sólo los peritos, también los profesionales de talleres de reparación de camiones y semirremolques, los jefes de posventa y asesores de servicio en concesionarios de camiones, etc. han de conocer información detallada sobre vehículos industriales. El trabajo en torno al mundo del camión implica desde la elaboración de los presupuestos de reparación, al control de las reparaciones y de tiempos en el taller, o al área de recambios y la gestión de todas las garantías de los vehículos.

cursos@cesvimap.com