Vehículos a gas, una alternativa real

1151
componentes del sistema GLP.

EN EUROPA CIRCULAN MÁS DE QUINCE MILLONES DE VEHÍCULOS CON GAS COMO COMBUSTIBLE; EN ESPAÑA, SU USO ES MUY REDUCIDO. PROBABLEMENTE, POR EL DESCONOCIMIENTO DE SU FUNCIONAMIENTO Y DE SUS VENTAJAS. LOS VEHÍCULOS A GAS, YA SEA EN SU VARIANTE MÁS EXTENDIDA, GAS LICUADO DEL PETRÓLEO (GLP), O COMO GAS NATURAL COMPRIMIDO (GNC), SON VEHÍCULOS BIFUEL, QUE UTILIZAN GASOLINA Y GAS COMO COMBUSTIBLE, MÁS LIMPIOS Y MENOS CONTAMINANTES FRENTE A LOS HABITUALES. ADEMÁS, SUPONEN UNA ALTERNATIVA A LOS VEHÍCULOS HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS.

Gas licuado del petróleo (GLP)

El gas licuado del petróleo (GLP), también denominado autogás, es una mezcla gaseosa de propano (C3H8) y butano (C4H10) a presión y temperatura atmosféricas, extraído durante la destilación fraccionada del petróleo o de los yacimientos de gas natural húmedo.

Los componentes del GLP son fáciles de licuar –de ahí su nombre– a presiones relativamente bajas (unos 8 bares) y, además, un litro de esta mezcla líquida se transforma en 272,6 litros de gas para el propano y 237,8 litros para el butano. Debido a esto, aunque su combustión en el motor se realiza en estado gaseoso, su transporte y el almacenaje en los vehículos se hacen en estado líquido.

¿Qué componentes tienen los vehículos con GLP?

Los motores a GLP son similares a sus equivalentes de gasolina, pero difieren en los sistemas de almacenamiento y alimentación de combustible. A diferencia de un automóvil convencional, uno que funciona con el sistema bi-fuel de gasolina y GLP incorpora, a mayores, los siguientes componentes:

componentes del sistema GLP

Una válvula que se sitúa en el lateral del vehículo y que se emplea para el llenado del depósito. El combustible se almacena en estado líquido en los depósitos de GLP y es conducido al evaporador-reductor de presión. A la entrada de éste va instalada una válvula electromagnética de corte de GLP y, a la salida, un filtro de gas.

El evaporador-reductor realiza distintas funciones, que permiten regular, vaporizar y dosificar el gas que es aspirado por el motor del vehículo. El GLP llega en fase líquida al evaporador-reductor, donde se transforma en gas, y se introduce a través de los inyectores en cada uno de los colectores de aspiración de los cilindros del motor para su combustión.

La permanente vaporización del líquido se consigue manteniendo caliente el interior del evaporador-reductor. Con este fin, se hace circular agua del radiador por su interior.

El sistema permite la utilización indistinta de un carburante u otro, simplemente accionando un pulsador situado en el tablero de instrumentos del vehículo y sin necesidad de parar el motor, a cualquier velocidad. El arranque lo realiza siempre en gasolina y hace el cambio a GLP de forma automática, a una temperatura determinada del motor, que suele ser 40 grados centígrados.

Inyectores de gas.
Evaporador-reductor.
Depósito de GLP.

Los requisitos de seguridad en el depósito de GLP son muy elevados; deben aguantar el impacto de un vehículo en caso de accidente; además, incorporan una válvula de seguridad de escape de presión por si éste sufriera un recalentamiento. La recarga se efectúa en estado líquido, al 85% de la capacidad del depósito ya que, al llegar a este porcentaje, la válvula se cierra automáticamente para evitar sobrepresiones por aumento de temperatura.

Pros y contras

Circular con un vehículo impulsado con GLP ofrece muchas ventajas y algunos inconvenientes frente a uno de combustión interna. En la tabla adjunta se recogen sus principales ventajas e inconvenientes.

¿Qué fabricantes ofrecen vehículos con GLP?

En España, numerosos fabricantes de automóviles ofrecen alguno de sus modelos con esta tecnología. Sin embargo, también es posible convertir los vehículos de gasolina a este sistema, gracias a una red de talleres habilitados para ello, con un coste de entre 990 y 2.550 euros, en función del taller y modelo de vehículo. Para este caso, no es necesario realizar ninguna operación en el motor: sólo se requiere la instalación de una serie de componentes homologados. La Administración Central, a través de la inspección técnica de vehículos, normalizará la reforma en la tarjeta ITV, verificando emisiones, motory transmisión. Los componentes que conforman el sistema se rigen mediante la normativa CEPE/ONU 67R-01, mientras que la instalación hace lo propio mediante el reglamento CEPE/ONU 115-R.

¿Dónde puedo repostar GLP?

Como se puede observar en la imagen adjunta, España cuenta con más de 550 estaciones de GLP repartidas a lo largo de todo el territorio. Repsol y Cepsa dominan el mercado.

Mapa de estaciones GLP

¿Cuánto cuesta repostar GLP?

El coste para cubrir una distancia de 400 km con un vehículo de GLP, suponiendo que tiene un consumo medio de 9 l/100 km y el coste de GLP por litro es de 0,668 euros, sería de alrededor de 24,1 euros. La misma distancia con un motor únicamente de gasolina, con consumo medio de 8 l/100 km a 1,35 euros el litro de combustible, costaría casi el doble: 43,2 euros.

Gas natural comprimido (GNC)

El gas natural comprimido (GNC) se compone, en más de un 90%, de metano (CH4). Es un combustible, en su mayoría fósil, extraído de yacimientos, que no en todos los casos están asociados a los del petróleo. Es la energía de origen fósil que plantea el menor impacto ambiental.

A diferencia del GLP, este sistema no almacena el combustible en estado líquido, sino que se aloja en bombonas a alta presión (entre 200 a 240 bares), ocupando más espacio e incrementando el peso del vehículo.

¿Qué componentes tienen los vehículos con GNC?

En los vehículos a GLP varía el depósito, utilizando bombonas muy estables y resistentes a altas temperaturas, provistas de una válvula que cierra el paso de gas a la parada del motor o cuando se utiliza como combustible la gasolina. Al abrirse, comunican el depósito con el regulador electrónico. Al repostar, son abiertas por la presión de llenado.

Diagrama de alimentación por GNC

Para los vehículos con GNC se suprime el reductor-vaporizador, ya que no es necesario el cambio de fase del combustible; añaden un regulador de presión del gas, encargado de reducir la presión de 200/240 bares a 6 bares; dicho regulador incorpora, a su vez, un sensor de presión, utilizado para determinar el llenado de las bombonas.

El sistema incorpora un sensor de presión y temperatura alojado en la rampa de distribución del gas, que informa de la baja presión. Su información la procesa el calculador para determinar si el motor puede funcionar a gas, regular la presión en la rampa entre 5 y 9 bares, aproximadamente, y calcular los tiempos de inyección de insuflado de gas. La ausencia de esta señal implica que el motor trabaja exclusivamente a gasolina.

Ubicación elementos del sistema GNC

Los inyectores alojados en la rampa de distribución pulverizan el gas en base al régimen, carga del motor y la presión de éste en la rampa de distribución. Los vehículos alimentados por GNC y homologados de acuerdo con el reglamento CEPE/ONU 110 deberán ser examinados por una inspección tipo A, al menos cada 48 meses después de la fecha de matriculación del vehículo.

Pros y contras

Las ventajas de los vehículos con GNC son prácticamente las mismas que las de los vehículos de GLP, pero el precio del GNC es mayor, rondando 1 euro/kg; la variedad de vehículos de GNC que se comercializan es menor y el número de puntos de repostaje mucho más limitado.

¿Qué fabricantes ofrecen vehículos con GNC?

En España, numerosos fabricantes de automóviles ofrecen alguno de sus modelos con esta tecnología. Sin embargo, su comercialización no es muy elevada debido al reducido número de estaciones de repostaje.

¿Dónde puedo repostar GNC?

En nuestro país contamos con un total de 58 de estaciones exclusivamente de GNC, 28 abiertas y 21 en construcción; también hay 24 estaciones de GNC-GNL habilitadas y otras 24 previstas para próxima apertura.

¿Cuánto cuesta repostar GNC?

Suponiendo que un vehículo de GNC tiene un consumo medio de 3,5 kg/100 km y que el precio por litro del GNC es de 1,01 eur/kg, para hacer el mismo recorrido que en el ejemplo anterior (400 km), bastaría con menos de 15 euros.

Depósito de GNC del Audi A4 g-Tron

Se muestra una tabla resumen, del coste estimado de realizar un recorrido de 400 km con diferentes tipos de combustibles con motorización equivalente. Como se puede observar, realizar el trayecto con un vehículo eléctrico sería la opción más barata; pero hoy en día, la autonomía de este tipo de vehículos es muy limitada y pocos superan los 400 km. Entre los combustibles de gas, el GNC supondría un ahorro de unos 10 euros frente al mismo vehículo con GLP. En España, esta alternativa es la que más restricciones presenta, pues el número de estaciones de repostaje es muy limitado.