Briolf Group, nuevo grupo de 5 compañías de las especialidades químicas

294

Con sede en Gerona, este grupo industrial reúne más de 50 años de experiencia y prevé superar los 125 millones de euros de facturación este año

Cinco empresas de larga trayectoria en el sector de las especialidades químicas se han unido en un nuevo grupo industrial, Briolf Group. Este grupo empresarial gerundense es el resultado del impulso y la expansión de la empresa familiar Roberlo, situada en Riudellots de la Selva, y emerge con una buena posición a escala europea por volumen de negocio y  diversificación y presencia internacional.

Briolf Group une más de 50 años de experiencia en el sector, cuenta con un equipo de más de 800 personas a nivel mundial y tiene presencia comercial en más de 120 países. Formado por más de 20 sociedades, el grupo quiere superar los 125 millones de euros de facturación consolidada este 2019, un incremento del 15% respecto al año anterior. Briolf Group destaca por su trayectoria dentro del sector de las especialidades químicas con una amplia presencia en múltiples ámbitos tales como la automoción, la industria, la fijación y los aerosoles.

Aparte de Roberlo –empresa de fabricación y venta de pinturas y soluciones de reparación para el repintado de automóviles y sectores industriales con 12 filiales y cuota de exportación superior al 80%– todas las firmas integradas en el proyecto están especializadas en ofrecer soluciones para el mundo de las pinturas, los recubrimientos o los adhesivos. Se unen Montana Colors, firma catalana referente mundial en la producción de pintura en aerosol para el arte urbano y graffiti, productos de bellas artes y la creatividad; Chemfix, ubicada en Reino Unido y especializada en la fabricación de anclajes químicos; Cromaresme, dedicada a la elaboración de pintura para aplicaciones sobre plástico y vidrio con instalaciones en Dosrius; y Dexia System, empresa de distribución de pinturas con sede en Gerona y presencia en Cataluña, Andorra y el sur de Francia.

Personas, pasión y química

Estos tres conceptos son los pilares del nuevo grupo, establecido como una familia de compañías, respetando las diferentes culturas empresariales mediante una coordinación entre las empresas y estructuras de gestión del grupo. “El cambio de mentalidad que implica transformar empresas familiares en un grupo empresarial de presencia mundial es, sin duda, uno de los principales retos que hemos conseguido superar con éxito“, detalla Jaume Juher, presidente del grupo Briolf.

La unión tiene como objetivo potenciar y generar colaboraciones entre las líneas de actividad de las firmas, con voluntad de diversificación de sectores. “Esto no sólo nos enriquece y nos permite estar presentes en diferentes mercados de alto valor añadido, sino que nos aporta mayor estabilidad económica a largo plazo, con independencia del ciclo económico“, asegura Juher.

 

 

Carácter familiar, visión internacional

En esta unión empresarial todas las voces son importantes –respetando las culturas organizativas de cada firma– que apuesta por la innovación y que pretende mantener los valores compartidos para con los empleados, clientes y colaboradores.

La internacionalización es un factor clave dentro del nuevo grupo empresarial que ya dispone de 15 sociedades en el extranjero y más del 40% de la plantilla fuera del estado. “Tenemos una visión de crecimiento internacional, manteniendo el carácter familiar, cercano y de implicación con el territorio que tiene cada una de las empresas que nos componen“, asegura Juher.

En cuanto a las proyecciones de futuro, las cifras alcanzadas durante los primeros meses de 2019 confirman la tendencia positiva detectada a principios de año. La intención del grupo es mantener los niveles de crecimiento alcanzados y, junto con algunas nuevas adquisiciones en campos estratégicos, poder situarse dentro del top 15 europeo de los grupos empresariales del sector en los próximos 5 años.