Baterías recicladas para dar energía a un vehículo eléctrico

Baterías de vehículos eléctricos recicladas. Queremos asegurar el reciclado de las baterías de vehículos para lo cual lanzamos, con MAPFRE, el proyecto Second Life.  

MAPFRE apuesta por la sostenibilidad, la reducción de los GEI (gases de efecto invernadero) y el cumplimiento de los ODS, objetivos de desarrollo sostenible. Así lo declara públicamente en su Plan de Sostenibilidad 2019-2021, prorrogado en un nuevo plan 2022-2024.  

Con la necesidad de descarbonizar el transporte, trabajamos en la economía circular de las baterías de los vehículos eléctricos a través de varias acciones. Creamos pólizas de seguro como la Gama Cambio para vehículos eléctricos e híbridos enchufables, que aseguran el reciclado de las baterías de vehículos que sufren un siniestro total. Pero también hemos lanzado el proyecto Second Life 

Proyecto Second Life

Este proyecto innovador de CESVIrecambios y CESVIMAP está ligado a la generación de energías limpias y renovables, a su distribución, transporte y almacenamiento. Recuperar esas baterías, junto con otras materias primas de vehículos eléctricos accidentados, declarados siniestro total, permite darles un segundo ciclo de vida.  

CESVIMAP identifica, clasifica y establece los procesos de desmontaje y diagnóstico de los módulos útiles de estas baterías. ¿El objetivo? Reutilizar estos módulos aún viables para fabricar ESS, Energy Storage Systems, solución de almacenamiento energético. Sirven como “rescate” e vehículos eléctricos descargados en un entorno urbano. Este cargador portátil suministrará energía suficiente, para llegar al punto de recarga más cercano, para evitar la grúa -20 minutos, 10 km, aproximadamente-. Este recurso disminuirá el tan temido range anxiety, el miedo a quedarse sin carga, que frena la adquisición de estos vehículos. También, da un segundo ciclo de vida a las baterías en lugar de considerarlas chatarra.  

En consorcio con Tecnove -empresa líder en transformaciones de vehículos- desarrollamos un sistema universal de acoplamiento/desacoplamiento e intercambio de estos Energy Storage System, ESS, fácil y adaptable a diversos vehículos. Es un proyecto financiado en parte con fondos del CDTI para proyectos de I+D.  

Este proyecto de reciclaje de módulos de baterías procedentes de vehículos eléctricos siniestrados se realizó íntegramente entre 2020 y 2021. Recientemente, ha estado expuesto, por ejemplo, en Go Mobility by Mobil, en Irún,  el 27 y 28 de abril de 2022. También, en el Global Mobility Call, el primer evento de Ifema de movilidad sostenible.

Otra opción es cuando las baterías no se pueden reutilizar, ni para dar “vida” a otro vehículo, ni para otro dispositivo. En ese caso, dentro del Proyecto Batraw, sí podemos recuperar sus materiales (algunos de ellos, críticos en la Unión Europea). Desarrollaremos una metodología para el desmontaje, reparación y sustitución de baterías.

Proyecto Batraw, en podcast

Efecto invernadero y ODS

El efecto invernadero, relacionado con la intensidad de las actividades en el uso de combustibles fósiles, ha causado un aumento de la temperatura del planeta de alrededor de 1°C, en comparación con la era industrial. Una de sus causas, entre otras, es el transporte con vehículos térmicos, además de la destrucción de los ecosistemas, el consumo eléctrico, la calefacción y el aire acondicionado o el consumo de materiales desechables.  

La Unión Europea está comprometida con el desarrollo de la movilidad sostenible y con los ODS a través del Pacto Verde Europeo -en 2035, todos los vehículos y furgonetas nuevas deberán ser neutras en carbono-.  En este pacto se establece la necesidad de dotar un punto de recarga eléctrica cada 60 kilómetros, con un parque estimado de 30 millones de automóviles y 80.000 camiones de cero emisiones en 2030. 

La dificultad para incrementar su crecimiento en ventas radica en la escasez de materiales críticos para fabricar sus baterías, en que aún no está resuelto el reciclado de las existentes y en la falta de infraestructuras de cargadores en nuestro país. Aunque se avanza en el despliegue de redes de puntos de recarga y se están construyendo nuevas fábricas de baterías, se ha prestado poca atención a qué hacer con el volumen creciente de baterías fuera de uso que se irá generando.