El coche autónomo de nivel 4 ha hecho su primer viaje en un entorno urbano en Ávila 

Con la presencia de la consejera de Movilidad de la Junta de Castilla y León, el alcalde de Ávila, el presidente de la Diputación de la ciudad castellana y ante un numeroso grupo de periodistas, el coche autónomo ha hecho su recorrido urbano frente a las murallas.

María González, consejera de Movilidad de la Junta de Castilla y León
El acto ha contado con numerosas personalidades de la política

 

María González Corral, consejera de Movilidad, ha definido esta presentación, con la Muralla como escenario, como “la unión de nuestra historia con nuestro futuro”. Era la primera vez que muchos de estos usuarios montaban en un coche cuyo conductor llevaba las manos en alto. “La experiencia es sorprendente, un poco inquietante”, comentaban algunas personas. 

Con esta innovación se ha mostrado el desafío tecnológico que supone que un vehículo pueda tener mapeado y “sortear” el recorrido real entre dos rotondas, caracterizado por tener lo que una calle normal: bordillos, farolas, etc., con el gran trabajo que supone perfeccionar las tecnologías de percepción del entorno que utilizan este tipo de vehículos.

Rodrigo Encinar, responsable técnico de CESVIMAP, departió su experiencia como experto en movilidad y conducción autónoma, a la par que explicó en qué otros tres proyectos relacionados con la movilidad autónoma está trabajando el centro de innovación de MAPFRE, como futuros robots autónomos que transporten mercancía a nuestros domicilios o líneas regulares de transporte público.

MAPFRE es la primera aseguradora que construye una plataforma autónoma de pruebas para investigar en la tecnología autónoma y qué riesgos supone. La conducción autónoma nivel 4 y 5 abre una serie de incertidumbres que, desde el punto de vista de la seguridad vial y el seguro, MAPFRE lleva años investigando en CESVIMAP.

Junto a la Universidad Politécnica de Madrid, a través del INSIA, y la Universidad Carlos III de Madrid, a través del Laboratorio de Sistemas Inteligentes, CESVIMAP ha diseñado y probado una plataforma autónoma llamada ATLAS (Autonomous Testing Platform for Autonomous Research). Con ella, investiga en la tecnología embarcada en vehículos autónomos y en el impacto que puede suponer de cara al aseguramiento.

El coche autónomo sirve para seguir mejorando la conducción autónoma. La que comprende los niveles 4 y 5 abre una serie de incertidumbres que, desde el punto de vista de la seguridad vial y el seguro, MAPFRE lleva investigando a través de CESVIMAP desde 2018. 

¿Qué riesgos supone el coche autónomo de nivel 4?

MAPFRE es la primera aseguradora que construye una plataforma autónoma de pruebas para investigar en la tecnología autónoma y los riesgos que supone. ¿Cómo será la convivencia entre coches con distintos grados de conducción autónoma? 

El vehículo autónomo de CESVIMAP ha sido galardonado, entre otros reconocimientos, con el segundo premio en el Dubai World Congress for self-driving transport en 2019. Desde entonces, se ha perfeccionado el vehículo con más sensores, pruebas y con un algoritmo de programación mucho más avanzado.  

Cableado interno
Sensores del coche autónomo

Rodrigo Encinar, responsable de I+D de CESVIMAP, compartirá los resultados de una demostración de conducción en un entorno urbano controlado. “Hemos programado diversos sistemas para que perciba bordillos, farolas, rotondas, etc. Radares y sensores comprobarán cómo la clase del sensor, la lluvia o la niebla pueden afectar al posicionamiento GPS”. La versión primera de la conducción autónoma son los Sistemas Avanzados de Ayuda a la Conducción (ADAS), que este mes de julio tienen nueva legislación. 

La conducción autónoma va más allá de los turismos o los camiones, aunque estos vehículos conforman la investigación más evidente, CESVIMAP también trabaja en futuros robots autónomos que nos puedan llevar mercancía a casa o en líneas regulares de transporte público. 

Reducción de posibles fallos de tecnologías de percepción

Cronograma de la investigación de CESVIMAP en coche autónomo

CESVIMAP estudia las tecnologías necesarias para una conducción autónoma: sensores ultrasónicos e infrarrojos, herramientas de navegación y posicionamiento por satélite, sistemas de cámaras y radares.

Además, gestiona todos sus datos en tiempo real y cómo se tienen que traducir en una acción concreta para una circulación segura de todos los usuarios de la vía. 

 

 

 

 

Si te has quedado con ganas de conocer más acerca del futuro de la conducción autónoma, no te pierdas nuestro podcast:

El coche autónomo nivel 4