Nuevo Plan Anticontaminación de Madrid

394

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida ha presentado el nuevo plan anticontaminación de Madrid, “Madrid360”. El plan quiere conciliar la calidad del aire con el progreso social con la introducción de 200 medidas nuevas.

Según el anuncio del alcalde, los vehículos con etiqueta C (de gasolina, posteriores a 2006, y de gasóleo, posteriores a 2014) de alta ocupación, a partir de dos ocupantes, podrán entrar en el centro y las motos también serán consideradas vehículos de alta ocupación.

Las motos pueden circular por el área de restricción al tráfico en un horario más amplio. Hasta ahora estaba limitado entre las 7.00 a.m. y las 22.00 horas. Con la flexibilización hasta las 00.00 horas se pretende, entre otras cosas, facilitar a los autónomos el reparto de comida a domicilio. Dichos cambios no entrarán en vigor hasta 2020, puesto que requiere su modificación en la normativa vigente actual.

El nuevo plan incluye que los comerciantes puedan entrar al área de Madrid Central con los mismos pases con lo que acceden los vecinos de la zona. El Ayuntamiento también abaratará las tarifas de los aparcamientos y aumentará las plazas para no residentes. Almeida ha afirmado que este plan supera Madrid Central puesto que es una estrategia global centrada en 21 distritos.

Madrid360 también considera la prohibición gradual de la entrada de los vehículos más contaminantes en la ciudad. Lanzará una línea de ayudas de 50 millones de euros para la renovación de la flota y a partir de 2021 no podrán circular en el área de Madrid Central los vehículos sin etiqueta ambiental. En 2022, dicha prohibición se extenderá hasta la M-30 y en 2023 incluirá la propia M-30.

También se soterrará la A-5 y se reclamará a las autoridades competentes de la construcción de carriles bus-VAO en zonas como la Autovía de Extremadura y en Plaza Elíptica, donde se encuentra la estación de medición de contaminación más problemática de la ciudad.

El plan presenta otras medidas como la sustitución de calderas de carbón y gasóleo para la gestión de gases contaminantes, puesto que el alcalde quiere según sus propias declaraciones absorber tres veces más emisiones que lo que se pretendía con Madrid Central.

Por lo que respecta a las bicicletas, procederán a la reordenación de itinerarios ciclistas y a la supresión de carriles bici que entorpecen el tráfico, aunque eso no significa que el consistorio municipal no apueste por la bicicleta, puesto que se seguirá con el plan de expansión de biciMad iniciado por el Gobierno de Carmena. También se continuará con los planes de renovación del parque público de vehículos para que todos los que pertenezcan a la administración sean sostenibles para 2023.