Parecidos razonables

He recibido los recambios que he pedido para realizar una reparación y me encuentro que la rejilla de radiador que me han suministrado es diferente a la que monta el vehículo. Tengo que devolverla y pedirla de nuevo. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué debo hacer para que no me vuelva a suceder?

Identificar, de forma correcta, el vehículo y su equipamiento es fundamental para valorar qué daños presenta el vehículo y qué reparación precisa. Además, evita errores al pedir la pieza de recambio, con su correspondiente gasto económico y de tiempo.

Cuando en 1908 Henry Ford, decidió fabricar el primer vehículo del mundo producido en serie, el popular Ford T, dijo: “Un cliente puede tener su automóvil del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”.

Cuando vamos a comprar un vehículo, podemos elegir el color y la posibilidad de combinar varios colores -techo, espejos, etc.-; también, añadir gran cantidad de equipamientos opcionales. Esta posibilidad de configuración al gusto de cada usuario provoca la creciente personalización de los vehículos (la conocida hiper personalización del consumidor), pero abre enormemente las posibilidades en identificación del vehículo y de sus equipamientos. La persona profesional de la valoración de daños o de la reparación lo tiene, así, más difícil.

Comenzamos con la identificación administrativa del vehículo: se deben comprobar los datos que da la compañía de seguros para valorarlo, cotejando la matrícula y el número de bastidor – siempre el que va troquelado sobre la carrocería- para comprobar que no se ha alterado. Asimismo, hemos de consultar el permiso de matriculación y la ficha técnica del vehículo para conocer modelo, versión, acabado, tipo de motor, etc. Si no identificamos correctamente el acabado habrá diferencia en la referencia y precio de la pieza (además del consiguiente trastorno para el taller).

Pero si el error de identificación se produce en un elemento más importante: tipo de motor, sistema de refrigeración o tipo de suspensión, sus diferencias afectarán, también, a los tiempos de sustitución. Habrá operaciones que quizá no aparezcan, y será así mismo diferente el tiempo y material de pintura asignado a las piezas. Tendríamos que repetir el trabajo o realizar modificaciones sobre la valoración realizada.

Prácticamente todos los sistemas informatizados de valoración de daños consultan, a través del número VIN, a la base datos del fabricante para obtener la identificación exacta del vehículo y el equipamiento que montaba de serie al salir de fábrica. Vemos algunas de estas aplicaciones:

VinQuery de GTEstimate

VinQuery es la aplicación para identificación del sistema de valoración GTEstimate. Se puede consultar directamente introduciendo el número de bastidor o la matricula; se conecta con la DGT y extrae los datos del vehículo, entre ellos el bastidor.

Además de identificar el equipamiento correspondiente al vehículo al salir de fábrica, también podemos marcar el equipamiento que se haya montado posteriormente, como los faros de xenón.

El sistema carga todos los datos en la valoración. También es posible obtener un informe en PDF de la identificación.

AudaVIN de SoleraAuto

El sistema de valoración de daños de SoleraAuto dispone de la aplicación AudaVIN para la identificación automática del vehículo y su equipamiento. El funcionamiento es similar, se consulta vía matrícula o directamente introduciendo el número de bastidor.

AudaVIN identifica y asigna todos los equipamientos que corresponden al vehículo, también ofrece marcar posibles equipamientos adicionales. Una vez procesada la valoración de los daños, en la cabecera del informe, aparece la descripción del vehículo con todo su equipamiento.

Entresacados

  • Un error de identificación afectará a la referencia y precio del recambio, tiempos de sustitución y otras operaciones
  • Marcas, sobre todo de origen asiático, como Honda, Hyundai, Nissan etc. no tienen acceso a la identificación automática

…………………………………………

VIN Request de SilverDAT

VIN Request es la aplicación de identificación de SilverDAT, como las demás se puede extraer el VIN a través de la matrícula o consultarlo directamente para obtener el equipamiento completo que monta el vehículo y equipamientos opcionales disponibles.

VIN Resquest asigna a la valoración los equipamientos del vehículo en fabricación, y adicionalmente permite añadir equipamientos opcionales.

Permite extraer un informe en PDF del resultado de la identificación, aunque queda perfectamente indicado en el informe de la peritación.

Identificación del vehículo y equipamiento en el informe de peritación de SilverDAT

Identificación del VIN en Eurotax

Es otro de los servicios que ofrece Eurotax en su portal para el sector de la automoción. La identificación VIN de Eurotax obtiene del fabricante toda la información disponible referente al equipamiento que incorporaba el vehículo cuando salió de la cadena de montaje. Cruzando estos datos con la base de datos IDD de Eurotax se consigue identificar, en el país de comercialización del vehículo y en la fecha de, matriculación del mismo, qué equipamiento es considerado de serie y cuál opcional.

Si estas aplicaciones no funcionan…

Hay marcas de vehículos, sobre todo los fabricantes de origen asiático, que no tienen acuerdo de acceso a los datos de identificación. En Honda, Hyundai, Nissan o Toyota, entre otros, no es posible hacer la identificación automática, solo manual.

Para identificar de modo manual debemos tener en cuenta:

  • Identificación general del vehículo
  • Identificación del equipamiento

En identificación general del vehículo se define el vehículo con datos como: marca, modelo, versión, acabado, tipo de motor, caja de caja de cambios, tipo de pintura, fecha de fabricación, número de bastidor, etc. Estos datos son necesarios en cualquier valoración. Equivocarse, por ejemplo, de versión o tipo de motor puede arrastrar una cascada de errores ingente.

Tras la identificación general, los programas de valoración de daños ofrecen una relación de todos los equipamientos posibles para ese vehículo. El perito deberá ir comprobando cada equipamiento sobre el vehículo y marcándolo en el programa. La identificación del equipamiento que monta el vehículo normalmente influirá solo sobre la pieza afectada, ya que puede variar la referencia y el precio de esa pieza en función del equipamiento que seleccionemos. Por ejemplo, faros halógenos -faros led, cristales oscuros- cristales claros, retrovisores con intermitente o sin él.

Para determinar si un equipamiento es de serie en ese modelo y acabado, el perito puede consultar el catálogo del vehículo a través de la página oficial del fabricante o en páginas especializadas del motor.

Hemos hecho dos valoraciones en un mismo vehículo, como ejemplo de qué consecuencias tendría una identificación deficiente o errónea sobre una valoración. En la primera hemos identificado de forma manual el vehículo con todo su equipamiento, en la otra, solamente la identificación básica.

En amarillo destacamos los equipamientos que han influido en el resultado de la valoración y en azul, las piezas que no habríamos podido valorar de no haber marcado el equipamiento.

La identificación del vehículo y de su equipamiento también cobra especial relevancia en la valoración de vehículos usados. Existe variación en el precio final del vehículo dependiendo del modelo exacto, tipo de motor, caja de cambios, acabado y por supuesto del equipamiento extra que pueda montar el vehículo y que se debe tener en cuenta en la valoración.

Como hemos visto, la correcta identificación del vehículo y del equipamiento es fundamental para garantizar la correcta valoración de daños.

Enfoca este QR y verás el vídeo “Identificación del equipamiento del vehículo”