Soluciones fáciles en defectos de pintado

Eliminación-de-mota-con-cuchilla


Tras los trabajos de pintura pueden aparecer defectos en la capa superficial que afean el resultado final y exigen emplear tiempo para corregirlos.

Para evitar estos defectos de pintura, el pintor debe tener en cuenta una serie de condicionantes. Por un lado, extremar las operaciones de limpieza: del vehículo, de la cabina de pintado, de los equipos aerográficos, de la propia ropa de trabajo… También, respetar las fichas técnicas de los fabricantes de pintura. Indican cómo debe ser el proceso de trabajo, con las proporciones de mezcla, el número de manos que se deben aplicar, los tiempos de secado, etc.


Los defectos de pintura pueden afectar tanto a la parte estética del acabado como al cometido protector de la película de pintura. Es importante identificarlos para conocer su origen y evitar su repetición.

La parte final del proceso de pintado ha de ser una inspección y control de la calidad final para detectar defectos en el acabado y rectificarlos antes de entregar el vehículo al cliente.

Nos vamos a centrar en defectos fácilmente reconocibles, que estén en la capa final de pintura, principalmente en el barniz. Ejemplos típicos (fácilmente rectificables) son la suciedad incrustada, descolgados, ligeros hervidos, piel de naranja, velados o pérdidas de brillo etc. Pero antes de solucionar estos defectos hemos de asegurarnos de que la pintura esté completamente seca y curada.

Defectos más comunes en pintura

Entre los defectos de pintura más representativos entre el grupo de los “salvables” son los que, aunque aparezcan en la pintura, podemos eliminar con un buen proceso de trabajo (y evitar repintar).


Eliminación-de-mota-con-taco-microabrasivo

Motas de polvo o suciedad

Son más visibles cuando aparecen sobre superficies planas y horizontales -techos y capós-. Surgen al estar, en la capa de pintura, diversos cuerpos extraños en forma, tamaño y número; por ejemplo, motas de polvo, hiladuras o fibras.

Motas de polvo o suciedad

Causas Soluciones
  • Pobre/insuficiente limpieza de las superficies.
  • Mala red de aire comprimido.
  • Deficiente mantenimiento de la pistola aerográfica.
  • Ropa del pintor sucia o inapropiada.
  • Falta de mantenimiento y limpieza de filtros, paredes y suelo de la cabina.
  • Extremar la limpieza durante todo el ciclo de pintado.
  • Utilizar gamuzas atrapapolvo.
  • Emplear equipos de solapado con aire ionizado.
  • Emplear prendas de trabajo limpias.
  • Usar equipos aerográficos en buen estado.
  • Filtrar la pintura.

Corrección:

Cortar la mota con cuchilla de acero y lijar con taco y micro abrasivos para terminar puliendo y abrillantando la superficie.


Descolgamientos de pintura

Se producen, principalmente, en piezas con orientación vertical y bordes pronunciados: puertas, aletas, paragolpes… Suelen surgir por un exceso de pintura aplicada que se descuelga, por efecto de la gravedad, formando olas, ondas o lágrimas.

Descolgamientos de pintura

Causas Soluciones
  • Pistola demasiado cerca de pieza.
  • Presión demasiado baja.
  • Movimientos de la pistola demasiado lento.
  • Excesiva dilución de la pintura.
  • Baja viscosidad de la mezcla.
  • Aplicación de demasiada pintura por mano.
  • Catalizadores y diluyentes inapropiados.
  • Temperatura del ambiente, de la mezcla y de la chapa demasiado bajas.
  • Boquilla y pico de la pistola demasiado grande.
  • Pintar a la distancia correcta.
  • Presión de aplicación idónea.
  • Controlar los disolventes y catalizadores (según temperaturas).
  • Temperaturas de aplicación y de la mezcla correctas.
  • Viscosidad de la mezcla óptima, según especificaciones del fabricante.
  • Equipos aerográficos adecuados.
  • Respetar los tiempos de evaporación entre manos.
  • Velocidad de aplicación correcta

Corrección:

Cuando la pintura este completamente seca y endurecida, se corta la gota de pintura o barniz con una cuchilla de acero y se lija con abrasivos (P1000, P1200, P1500, P3000); posteriormente, se pule y abrillanta la superficie.


Piel-de-naranja-en-pinturaPiel de naranja

La pintura presenta una superficie irregular, por falta de estiramiento o nivelación, con un aspecto grueso de la pintura. El nombre del defecto surge por el aspecto final de la pintura, semejante a una cáscara de naranja.

 

Piel de naranja

Causas Soluciones
  • Técnica de aplicación incorrecta.
  • Pistola excesivamente lejos de la superficie a pintar.
  • Presión de aire muy baja.
  • Pico de la pistola muy grueso.
  • Diluyentes muy rápidos.
  • Viscosidad de la mezcla demasiado alta.
  • Errónea elección de catalizadores y disolventes.
  • Temperatura ambiental y de la superficie elevadas.
  • Respetar la ficha técnica del fabricante.
  • Equipo aerográfico adecuado y bien regulado.
  • Utilizar diluyentes apropiados.
  • Ajustar correctamente la viscosidad de la mezcla.
  • Aplicar con rango de temperaturas apropiado.
  • Ajustar correctamente la presión y distancia de aplicación

Corrección:

Lijar con micro abrasivos de grano P1000, P1200, P1500, P3000 y realizar un correcto proceso de pulido y abrillantando la superficie.


Micro hervidos

La pintura presenta una superficie irregular, por falta de estiramiento o nivelación, con un aspecto grueso de la pintura. El nombre del defecto surge por el aspecto final de la pintura, semejante a una cáscara de naranja.

Descolgamientos de pintura

Causas Soluciones
  • Disolventes ocluidos en capas inferiores, rompiendo la película exterior.
  • Humedad sin evaporar en capas inferiores.
  • Mala o excesivamente rápida ventilación de la cabina.
  • Manos muy cargadas de pintura.
  • Mala elección de disolventes y catalizadores (rápidos).
  •  Temperatura de secado demasiado alta.
  • Fuente de calor demasiado cerca.
  • Presión de aplicación muy baja.
  • Respetar la ficha técnica del fabricante.
  • Disolventes y catalizadores acordes con las temperaturas de aplicación y secado.
  • Respetar las evaporaciones entre manos.
  • Controlar los tiempos y temperaturas de aplicación y secado.
  • Manos no excesivamente cargadas.
  • Correcta presión de aire comprimido.

Corrección:

  • Si los hervidos son de poca intensidad, ligeros y poco profundos, lijar con microabrasivos P100-P1500 y P3000 para eliminarlos; a continuación, completar un proceso de pulido y abrillantado.
  • Para hervidos severos, lijar las capas que se vean afectadas y volver a pintar.

Sombras-de-pinturaSombras, nubes o ráfagas

Es la variación de la base bicapa en pinturas metalizadas y perladas; apreciables en tonalidades platas o aluminios, beiges, dorados o champán. Se muestran zonas más claras y oscuras, generando ráfagas, sombras o nubes.

Sombras, nubes o ráfagas

Causas Soluciones
  • Mala aplicación o deficiente solape de las manos de pintura en colores complicados.
  • Distancia de aplicación errónea (muy cerca o muy lejos).
  • Velocidad de aplicación irregular.
  • Oscilaciones en la presión durante el pintado.
  • Diluyentes erróneos.
  • Patrón incorrecto de aplicación de la pistola aerográfica.
  • Temperatura de aplicación muy caliente o fría.
  • Falta de homogenizaron de la mezcla de pintura.
  • Utilizar diluyentes apropiados (temperatura y humedad).
  • Controlar la temperatura y humedad de aplicación.
  • Pistolas con buen mantenimiento para realizar patrones óptimos.
  • Comprobar el abanico y la presión de aplicación antes de comenzar.
  • Mezclar perfectamente todos los pigmentos de la fórmula, sobre todo los metálicos.
  • Ajustar la presión de aplicación.
  • Aplicar una mano fina de control o efecto para colocar correctamente las partículas metálicas.
  • Equipos aerográficos en buen estado.

Corrección:

  • Si nos damos cuenta antes de barnizar, aplicar unas manos de control, pulverizadas, cambiando el sentido de aplicación.
  • Si se ha barnizado, secar correctamente la pintura y volver a pintar, controlando todos los parámetros anteriormente vistos para evitar este defecto.

Abrillantado-finalBajada de brillo o velado

La merma de brillo o velado puede aparecer tras el secado del barniz. La capa de barniz es la última, por tanto, la más visible. La superficie muestra menos brillo o este es irregular y se aprecian diferentes intensidades de brillo; en colores oscuros se aprecia una ligera niebla blanquecina.

En definitiva, son muchos los defectos que pueden aparecer en la capa de pintura. La inmensa mayoría de las veces aparecen por no seguir las indicaciones técnicas de fabricantes, no haber respetado las proporciones de mezcla ni el número de manos recomendado o la cantidad de pintura a aplicar, omitiendo evaporaciones entre manos o aplicando los productos a temperaturas y humedades inadecuadas.También hay otros factores como la ejecución de limpiezas deficientes, la utilización equipos aerográficos defectuosos o inapropiados o la falta de mantenimiento de las instalaciones. El estado de los filtros y de la red de aire comprimido también serán responsables de la aparición de estos defectos.Peso a ello, se pueden corregir en su mayoría. Eso sí, dedicando un tiempo de trabajo extra para su correcta eliminación y posterior pulido y abrillantados.

Bajada de brillo o velado

Causas Soluciones
  • Aparejos con espesores muy elevados y poco secos.
  • Mala elección de diluyentes y catalizadores (verano-entretiempo-invierno).
  • Exceso de color base agua aplicado.
  • Mala evaporación de las bases bicapas o tricapas.
  • Aplicaciones con elevada humedad relativa.
  • Falta de ventilación y mantenimiento en los filtros de la cabina.
  • Humedad en fosos de cabinas.
  • Presiones de aplicación muy altas.
  • Controlar con un higrómetro y termómetro las condiciones climáticas de aplicación.
  • Usar aparejos en escala de gris para evitar sobrecargar la base bicapa.
  • Fondos bien secos antes de aplicar el color.
  • Aplicaciones no muy húmedas de la base bicapas, respetando las evaporaciones intermedias.
  • Correcta elección de resinas, diluyentes y aditivos con elevada humedad.
  • Correcto mantenimiento de la ventilación y del calor de la cabina.

Corrección:

Los velados ligeros se pueden corregir perfectamente con un pulido y abrillantado de las superficies pintadas y bien curadas. Para velados severos habrá que lijar y volver a pintar.


Instalaciones

El estado de los filtros y de la red de aire comprimido también serán responsables de la aparición de estos defectos.

Peso a ello, se pueden corregir en su mayoría. Eso sí, dedicando un tiempo de trabajo extra para su correcta eliminación y posterior pulido y abrillantados.