100tos de clasificaciones

3519

TARIFICACIÓN NO ES UN DEPARTAMENTO CONOCIDO FUERA DE LAS INSTALACIONES DE CESVIMAP; APENAS SABEN DE SU COMETIDO LAS PERSONAS QUE TIENEN RELACIÓN DIRECTA CON SU ACTIVIDAD. POR ELLO, NO RESULTA SENCILLO EXPLICAR LO QUE SE HACE, PUESTO QUE A VECES NI SIQUIERA NUESTROS PROPIOS COMPAÑEROS LO SABEN. PARA CONTAR LA RAZÓN DE SER DE ESTA ÁREA, QUIZÁS HAYA QUE REMONTARSE A LOS INICIOS DE UNA EMPRESA JOVEN, ÁVIDA DE CONOCIMIENTOS Y CON MUCHÍSIMAS GANAS DE EXPERIMENTAR. POR ELLO, SE DISEÑÓ DE FORMA MUY ARTESANAL LA PRIMERA RAMPA PARA EFECTUAR ENSAYOS DE COLISIÓN A VELOCIDAD CONTROLADA, Y SE LLAMABA PRECISAMENTE ASÍ, “RAMPA”, PORQUE SOBRE ELLA SE SUBÍA EL VEHÍCULO QUE IBA A SER OBJETO DE UNA COLISIÓN A VELOCIDAD CONTROLADA, PARA QUE SE ESTRELLARA.

Los incontables datos de las reparaciones de esos vehículos constituían una información muy valiosa para que MAPFRE los dejara olvidados en un cajón. Por eso, y tras varios estudios que confirmaron la validez de esos datos, se decidió crear una medida que reflejara los resultados de los ensayos de colisión y que fuese utilizada por MAPFRE en la prima de los seguros. Esta medida se llamó Grupo de clasificación, y representa el coste de reparación de un vehículo que ha sufrido un accidente de tipo medio.

Dicha medida tenía que estar incluida en la base de datos de vehículos de MAPFRE. Manejar cientos de datos de ensayos de colisión no era lo mismo que utilizar bases de datos de decenas de miles de registros, lo que obligó a crear el Departamento de Tarificación para hacer frente a la inmensa tarea de clasificar una base de datos de 80.000 registros de vehículos, que crece a un ritmo anual de 3.800; todo un reto entonces, que ahora se hace de forma habitual. No sólo eso, también se empezaron a clasificar esos mismo vehículos, según su peligrosidad o riesgo de sufrir accidentes y también su resistencia al robo.

Hoy en día, MAPFRE utiliza las clasificaciones realizadas por esta área de CESVIMAP como un importante factor, entre otros que quedan fuera de nuestra responsabilidad, para definir el importe de la prima de los seguros de automóviles.

100tos de asociaciones

No fue la única tarea que nos demandó MAPFRE. En 2009 nos encargó una labor que, por aquel entonces, le traía de cabeza. Fruto de los acuerdos de MAPFRE con otras entidades, se tenía que mantener una relación (asociación) entre la base de datos de vehículos del sector asegurador y la de MAPFRE, pero esto no siempre era sencillo. Se trataba de que cada vehículo de la base de vehículos del sector asegurador (100.000, aproximadamente) tuviese su equivalente directo entre los más de 80.000 de la base de datos de MAPFRE. Esto da idea de lo complicado del cometido.

Maqueta del Antiguo Crash Test

Nos pusimos manos a la obra, desarrollamos una aplicación y solucionamos el problema, hasta que, en el año 2013 y fruto de una acuerdo con una empresa especializada en bases de datos,

MAPFRE vio resulta su necesidad. Hoy en día, esta actividad se ha limitado mucho pero, pese a todo, se siguen realizando cientos de asociaciones.

100tos de registros de vehículos

Pero tampoco fue la única misión que MAPFRE encargó a CESVIMAP. La red de MAPFRE tenía algunos inconvenientes cuando necesitaba obtener información de vehículos que no se comercializaban en España o, simplemente, no encontraban los del vehículo del cliente en su propia base.

MAPFRE utiliza las clasificaciones del Departamento de Tarificación como importante factor para definir el importe de la prima de los seguros de automóviles

Para solucionar este problema, se creó, en 2010, el que denominamos Precatálogo, diseñado, elaborado y tutelado por el Departamento de Tarificación en CESVIMAP. Esta herramienta, a disposición de toda la red comercial de MAPFRE, permite obtener datos de vehículos importados, series especiales o cualquier otro vehículo que no se encuentre en la base de datos de la compañía.

100tos de consultas

En 2011, MAPFRE nos encargó otra tarea adicional: resolver las consultas de su red comercial, en lo que a identificación del vehículo se refiere. Las consultas, de todo tipo, lugar y condición, revelaron la importancia y la ventaja que para una aseguradora tiene disponer de un centro de investigación del automóvil como CESVIMAP. Con solo unos pocos datos del automóvil de referencia, somos capaces de identificar el vehículo, decir dónde se encuentra dentro de la base de datos de vehículos de MAPFRE y responder en un plazo de tiempo muy breve. Tal fue el éxito de esta tarea que, en muy poco tiempo, las consultas de la red MAPFRE pasaron de ser apenas unos cientos a miles.