Historia del azul de Standox

394

Azul, ese es el color cromático más popular en automóviles nuevos en Europa actualmente, con una cuota del 10% (Informe de Popularidad de Color 2018 de Axalta). Este color ocupa la primera posición, con 20.000 variantes diferentes desde el muy claro hasta un azul muy oscuro, con todas las tonalidades intermedias. Standox, la marca de pintura de Axalta con sede en Alemania, tiene su color corporativo en azul por lo que desgrana aspectos nuevos de esta tonalidad.

Los egipcios fueron los primeros en crear pigmentos azules. Hace unos 6.000 años, utilizaron el lapislázuli –la piedra semipreciosa azul brillante, procedente de la explotación de minas en Afganistán– para crear joyas y tocados. Pero fueron incapaces de crear un pigmento con ella, ya que se volvía gris en cuanto se molía.

Aproximadamente hacia el año 2.200 a.C., consiguieron crear el primer pigmento de color producido sintéticamente: azul egipcio. Mezclaban piedra caliza molida con arena y un mineral que contenía cobre, como la azurita o malaquita azul, y luego la mezcla se calentaba entre 800 ºC y 900 ºC. El resultado fue un vidrio azul opaco que se tenía que triturar y combinar con agentes espesantes como clara de huevo para crear una pintura o un esmaltado duraderos.

La popularidad del azul persistió a lo largo del Imperio Romano y el periodo greco-romano, pero los tintes eran extremadamente caros y raros, por lo que se reservaban para la realeza y la iglesia. Hacia el año 430 d.C., la iglesia presentó por primera vez a la Virgen María con un manto azul. Esta tonalidad se conoció como azul marino. Representaba la inocencia y la honradez, reflejo de su santidad. Posiblemente, a raíz de esta connotación positiva, el azul marino haya sido utilizado por los ejércitos y los cuerpos policiales, pero como se estaba convirtiendo, entonces, en sinónimo de autoridad, se desarrollaron tonalidades más claras de los pigmentos azules para recuperar el significado original del color: “confianza”.

El azul en el arte

El ultramarino, pigmento azul real intenso, era muy codiciado entre los artistas de la Europa medieval. Pero al ser tan valioso como el oro, se reservaba a las personas adineradas. Los historiadores del arte creen que Miguel Ángel dejó una pintura sin acabar porque no podía pagar el azul ultramar que quería. El azul cobalto fue utilizado ampliamente por Renoir y Van Gogh, y el azul Prusia fue el preferido de Picasso durante su Época Azul.

El arte del pintado

Hoy en día, existen cientos de tonalidades de azul, cada una con su propio nombre, y esta gran variedad en el espectro de colores se extiende también al sector del repintado. Existen tonos azules muy saturados, azules de aluminio e incluso azules con partículas de vidrio.

Olaf Adamek, Brand Manager de Standox para la región de Europa, Oriente Medio y África, comenta: “Los pigmentos azules tienen su origen en el arte, y como nuestra marca tiene por lema “El arte del pintado”, conocemos demasiado bien la diversidad de azules en el sector del repintado. Un automóvil nunca es sólo azul. Algunas tonalidades azules evocan la sensación de calma propia de la naturaleza, pero hay otras tonalidades de azul, los denominados azules puros, que expresan más dinamismo y energía, y por eso estos tonos se suelen ver en automóviles caros”.

Europa es la única región del mundo donde el azul tiene una cuota de dos dígitos (10%) en la venta de automóviles nuevos. Y esta popularidad se refleja claramente en Standowin iQ, la base de datos global de colores de Standox: de entre todos los turismos, más del 21% de colores están clasificados como azul. Esto es comparable al 15% de grises y al 11% de rojos. Y el color azul que más se ha mezclado en los talleres, casi 32.000 veces según la base de datos global de Axalta, es el LH5X Night Blue de Volkswagen, seguido del LD5Q Shadow Blue de Volkswagen, ambos, azul marino.

Los azules llegan a los talleres

Con tantos coches en circulación de diferentes tonos de azul, los talleres tienen que repararlos. Y los tonos azules, sobre todo los oscuros, no son fáciles de igualar. Los laboratorios de Axalta se aseguran de que todas las fórmulas de repintado de colores azules tengan los tintes con los pigmentos adecuados para que los pintores puedan crear el ajuste perfecto de color para cualquier tonalidad. “Estamos continuamente introduciendo nuevos tintes azules en el mercado, para que nuestros pintores puedan ofrecer siempre unos resultados de calidad”, afirma Adamek.