Los paños de limpieza MEWA en alquiler para fábricas y talleres

1694

Sistema sostenible de MEWA para la limpieza profesional: evita el desperdicio, reutiliza los recursos y fomenta el uso compartido

El uso compartido de textiles, también conocido como textilsharing, es una medida activa de protección del medio ambiente. El principio de reutilización de los paños de limpieza de MEWA ofrece la posibilidad de convertir una fábrica o un taller en un ámbito ecológico una vez se contratan los servicios de MEWA.

El sistema de paños de limpieza de MEWA es ecológico y efectivo, porque comienza mucho antes. De hecho, los clientes de MEWA no producen ningún residuo. Ellos alquilan los paños absorbentes, que MEWA recoge, lava y entrega según los plazos acordados. Además, este servicio ofrece un cálculo exacto de los costes y ahorra tiempo, ya que siempre hay paños limpios disponibles para su uso. Por otro lado, permite a los empleados dedicarse por completo a sus tareas especializadas, en lugar de perder el tiempo adquiriendo los paños o en la gestión de sus residuos de acuerdo con la normativa legal. 

El sistema de alquiler de MEWA se basa en el uso compartido de textiles, también conocido como textilsharing. Cuando una empresa opta por alquilar, en lugar de comprar, conserva toda la flexibilidad y transfiere la responsabilidad de su gestión al proveedor de servicios. El número y la calidad de los paños de limpieza -hay cuatro diferentes, dependiendo de su ámbito de aplicación- siempre se pueden adaptar a las necesidades del cliente.

Actualmente, MEWA lava para 188.000 clientes más de 1.000 millones de paños de limpieza al año. Los aceites y las grasas de los paños sucios se filtran y se utilizan para suministrar energía a los túneles de lavado. De esta manera, MEWA cubre el 80% de sus necesidades energéticas y ahorra siete millones de litros de gasóleo de calefacción al año. Asimismo, con el tiempo y gracias al desarrollo de su tecnología, MEWA ha sido capaz de reducir hasta un 50% su consumo de agua. En cuanto a los detergentes empleados en sus procesos de lavado, además de ser biodegradables, MEWA utiliza la dosis más baja posible.